Regreso del Ejército a la Sierra, piden policías rurales

Denuncian casos de extorsión por parte de los federales. Demandan la reinstalación de retenes de militares que estaban instalados en Xochipala y Casa Verde.

Chilpancingo

Habitantes de la Sierra del Filo Mayor denunciaron presuntos actos de extorsión por parte de policías federales y el aumento de la violencia en la zona, por ello solicitaron la intervención inmediata de los soldados del Ejército mexicano, quienes abandonaron la microrregión a partir de la creación de la nueva Policía Rural (PR).

David Barragán López, integrante de la recién creada Policía Rural, denunció que el pasado domingo 24 de agosto, aproximadamente a las siete de la mañana bajaba junto con su familia de la comunidad de los Morros, perteneciente al municipio de Leonardo Bravo.

Iba hacia el punto conocido como Casa Verde, pero antes de llegar a la carretera nacional fueron interceptados por un vehículo oficial de la Policía Federal (PF); los agentes le pidieron que descendieran del carro marca Honda que manejaba y casi de inmediato comenzaron las amenazas.

Barragán López relató que en cuanto descendieron del vehículo, los federales se acercaron, le dispararon cinco tiros de pistola calibre 9 milímetros y procedieron a tomar fotos del carro.

El policía rural reclamó la acción y señaló a los uniformados: "Ustedes me están poniendo los tiros para que me culpe".

Los agentes le contestaron de inmediato: "a ti y a tu familia ya los llevó la jodida porque ya se van a ir al bote, los niños me los voy a llevar".

Sostuvo que los federales maniataron a su hijo, se lo llevaron y pidieron 300 mil pesos para dejarlo libre, incluso, amenazaron a la familia de que si no pagaba esa cantidad los iban a llevar con un delincuente apodado como El Puma, por lo que anotó:¨"A mí me dio miedo, pues la verdad allá no se sabe ni en quién confiar".

Barragán López también es subcomisario en Los Morros, negoció con los federales durante dos horas, llegaron al acuerdo de que solo pagaría un rescate de 75 mil pesos, no los 300 mil que reclamaban al principio.

Dijo que regresó a Los Morros para conseguir el dinero, de poco en poco reunió 70 mil pesos, llevó la cantidad a los federales aproximadamente a las 11:00 horas y estos soltaron a su hijo.

En conferencia de prensa pidió la intervención del gobernador, planteamiento que respaldo Ismael Cástulo Guzmán, presidente de la Unión de Comisarios por la Paz, Seguridad y Desarrollo de la Sierra de Guerrero, que aglutina a 18 poblados del Filo Mayor.

Que regresen los militares a la Sierra, pide el dirigente de la policía rural

Castro Guzmán, en conferencia de prensa exigió la intervención inmediata del Ejército, de manera específica, pidió que regresen los retenes de militares que estaban instalados en Xochipala y Casa Verde.

Reconoció que como policía rural no han podido bajar los índices de violencia en la zona, "y mucho menos porque no tenemos las herramientas para hacerlo".

"Nos piden que tengamos confianza, nosotros estamos haciendo las cosas bien, pero el gobernador piensa que con esas armitas de la policía rural ya va a calmar todo, lo único que va a conseguir que el pueblo explote", aseveró el dirigente de la policía rural de la Sierra.