Regidora lanzó ácido: procurador

La sustancia encontrada en las vestimentas de los agraviados, la cual también provocó lesiones en sus cuerpos, es ácido clorhídrico, no cloro, dijo Alejandro Straffon Ortiz

Pachuca

El procurador General de Justicia del Estado, Alejandro Straffon Ortiz, aseguró que existen elementos suficientes y contundentes para que la regidora de Molango, Lucina Hernández Aniceto, acusada de haber arrojado ácido clorhídrico y causar lesiones a una trabajadora del ayuntamiento, sea desaforada.

El fiscal contradijo la versión de la regidora, quien acusó en conferencia de prensa a la Procuraduría de realizar mal sus peritajes, además de un intento de extorsión del agente del Ministerio Público de Molango, Jesús Reséndiz Soto, por la cantidad de 40 mil pesos para llevar el caso y que no trascendiera. 

“Los dictámenes periciales son muy contundentes, hay declaración de testigos, y ya en la integración de la averiguación previa hay una responsabilidad por parte de ella, es por eso que solicitamos a la Legislatura retirarle el fuero para poder ejecutar la acción penal correspondiente”, dijo Straffon.

Añadió que la sustancia encontrada en las vestimentas de los agraviados, la cual también provocó lesiones en sus cuerpos, es ácido clorhídrico, no cloro, como argumentó Hernández Aniceto, al tiempo que afirmó que los peritajes fueron realizados con técnicas químicas y análisis científicos y no existe dolo por parte de las autoridades.

“Al momento en que llegan al lugar de los hechos las autoridades había dos personas lesionadas quienes tenían en sus ropas todavía restos, y también había restos en un recipiente, que son los concluyentes. Se encapsulan de acuerdo a lo que nosotros llamamos una cadena de custodia, que es preservar todos los indicios cuando hay algún delito y con base en dictámenes periciales lograr concluir cuál era la sustancia que arrojó”, indicó.

El titular de la PGJEH señaló que en su momento el ministerio público podrá presentar la denuncia correspondiente por la difamación en su contra, y cuestionó que a casi tres meses de lo sucedido, por lo que el Congreso del estado inició un proceso para retirarle el fuero y ser juzgada como cualquier ciudadano, la regidora acuda a los medios a denunciar un mal procedimiento por parte de las instancias de procuración de justicia.

“Me causa extrañeza que después de tanto tiempo salga a los medios a decir que no es cierto. Tengo entendido que se le ha notificado desde el Congreso cuál es el motivo de la solicitud de desafuero por parte de la Procuraduría y las pruebas periciales son contundentes”, reiteró.