Sin fecha para discutir reforma política en Veracruz

La semana pasada la bancada panista presentó una excitativa pidiendo dar celeridad al proceso.

Veracruz

A pesar de que la minuta de la Reforma Política llegó al Congreso de Veracruz desde mediados de diciembre pasado, la misma no ha sido dictaminada, mucho menos pasada al pleno para su aprobación o rechazo.

Evidentemente no se trata de un problema de carácter técnico, sino político porque no se ve la menor intención de los priistas de sacarla, como ocurrió con la Reforma Energética.

El diputado local petista Fidel Robles  recordó que esta reforma fue impulsada por el PAN y condicionada con la energética y al parecer la estrategia es echarla abajo en los estados con mayoría priista en los Congresos locales.

La semana pasada la bancada panista presentó una excitativa pidiendo dar celeridad al proceso que al parecer está “trabado” por la postura rebelde de algunos gobiernos de los estados que no quieren desaparezcan los órganos electorales locales, en el caso de aquí el Instituto Electoral Veracruzano.

El diputado local y coordinador de la bancada panista, Julen Rementería del Puerto dijo por su parte que es probable que la próxima semana tal vez en la sesión del jueves, pudiera incluirse en la orden del día la discusión.

Apuntó que  presentó en la Junta de Coordinación Política un borrador de lo que pudiera ser el dictamen, como un intento de meter el tema a la discusión. Espera que el lunes convoquen a comisiones para que se pueda dictaminar y el jueves aprobar.

Los panistas están a favor y los del PRI que son mayoría en teoría también, comentó, aunque no les ha interesado dictaminar y discutirla.

“No sé cuál puede ser la causa real porque no se ha hecho la sesión para aprobarla, lo que sí puedo decir es que no ha habido la velocidad al trámite que merece el asunto”.

 Fidel Robles abundó a su vez que ellos no están de acuerdo con esa Reforma Electoral, pues no es lo que se necesita.

Tampoco es una reforma que el PRI haya deseado, sino impulsada por el PAN que presionó al gobierno de Enrique Peña Nieto a sacarla a cambio de la Reforma Energética.

Ha generado mucha polémica por los tiempos tan apretados que se tienen para hacer la designación de todos los consejeros estatales y hacer  las leyes secundarias de otras reformas.

Se atraviesan 9 elecciones de gobernadores, los procesos internos de dos partidos, PAN y PRD y hay una coyuntura difícil que hace complejo sacar armónicamente esta reforma.

Pareciera además que esta ha nacido muerta, porque “no estamos viendo premura en los Congreso con mayoría priista para sacarla, se acortan los tiempos y hacerla difícil va ganando terreno”.