En manos de los cabildos, reforma electoral en Guerrero

Los cambios adecuados a la normatividad electoral deben publicarse a más tardar el 30 de junio, para que puedan entrar en vigor en el proceso concurrente que se desarrollará en 2015. 

Chilpancingo

El Congreso de Guerrero espera que al menos 41 cabildos de 81 que integran al estado sesionen para validar las reformas a cinco artículos de la Constitución Política del Estado antes del domingo 29 de junio, con la intención de que la legislación electoral local se armonice adecuadamente con la federal.

Los cambios adecuados a la normatividad electoral deben publicarse en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Guerrero a más tardar el 30 de junio, para que puedan entrar en vigor en el proceso concurrente que se desarrollará en 2015.

La Comisión de Justicia presentó un dictamen que impacta en los artículos 33, 113, 130, 131 Y 133 numerales  1 y 3 de la Constitución Política del Estado, mismo que fue avalado por el Pleno para facilitar la homologación de la legislación electoral local con la aprobada en el Congreso de la Unión.

El martes 24 de junio, la Oficialía Mayor del Poder Legislativo envió a los 81 cabildos las reformas correspondientes para su análisis y consideración.

Para que las modificaciones entren en vigor deben contar con el visto bueno de al menos 41 cabildos de los 81 que integran la geografía estatal, pero si también deben publicarse en el Periódico Oficial antes del 30 de junio.

Lo anterior, porque la ley establece que todas las reformas constitucionales deben realizarse al menos 90 días antes del arranque del proceso, el del 2015 inicia en octubre de 2014.    

El presidente de la Comisión de Gobierno, Bernardo Ortega Jiménez reconoció que hasta la noche del jueves 26 de junio, no había ingresado una sola acta de cabildo dando el visto bueno a las reformas.

Indicó que ya personal del Ejecutivo local, así como operadores del Congreso estaban distribuidos en las siete regiones de la entidad para hablar con los presidentes municipales, conminándolos a desahogar cuanto antes y en los mejores términos  el trabajo pendiente.

Dijo que ya los diputados hicieron su parte, ahora la suerte del proceso de armonización electoral está en los municipios.