Riesgo en Guerrero de no aprobarse ley electoral

Las reformas que impliquen modificaciones a la Constitución Política del estado deben sujetarse a revisión en los 81 cabildos, y para ser válidas contar con el respaldo del 50 por ciento más uno. 

Chilpancingo

El diputado local del PRI, Héctor Astudillo Flores advirtió el riesgo de que los cabildos no den el visto bueno a las reformas a la Constitución Política del Estado en los términos que establece la ley, situación que generaría un caos en los comicios de 2015.

En la tribuna del Congreso local, Astudillo Flores consideró importante la primera lectura al paquete de reformas que implican el proceso de armonización de la legislación electoral de la entidad  con la Reforma Política federal.

Sin embargo, alertó sobre la premura de los tiempos que establece la ley para que las modificaciones puedan encuadrarse adecuadamente en la contienda electoral de 2015.

Las reformas que impliquen modificaciones a la Constitución Política estatal deben sujetarse a revisión en los 81 cabildos que integran la geografía guerrerense, y para ser válidas contar con el respaldo del 50 por ciento más uno.

Astudillo Flores recordó que para validar la nueva Constitución Política del Estado, hubo una lentitud de varios meses en los cabildos, pese a los llamados que en varias ocasiones emitió la Comisión de Gobierno del Congreso y sus respectivas fracciones parlamentarias.

Como las modificaciones constitucionales deben aprobarse y ratificarse 90 días antes del inicio del próximo proceso electoral, en Guerrero la fecha fatal para validar las reformas está marcada el próximo 30 de junio, pues el proceso concurrente estará en marcha en el mes de octubre.

Si las reformas constitucionales en materia electoral no se aprueban antes del 29 de junio, no estarán publicadas en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado para el 30.

Si esto ocurre, Guerrero tendría que ir a la contienda de 2015 con la legislación electoral vigente, lo que abriría la puerta para que todos los participantes que no queden satisfechos con los resultados presenten las impugnaciones que quieran, pues al no encuadrar con las disposiciones federales la legislación local será fácilmente atacable en el terreno jurídico.

El escenario que se plantea de caer en dicho supuesto, desde el punto de vista del diputado Astudillo sería caótico.

Por esa razón, dijo que todos los actores de la vida política estatal tienen la obligación de procurar que una vez que las reformas se aprueben en el Congreso, los cabildos municipales la retomen de inmediato para ratificarla antes del 29 de junio y se publique en el Periódico Oficial antes del 30.