Aprueban nueva Ley Educativa en BCS

El secretario del Comité Ejecutivo Seccional Democrático dijo que solo les queda recurrir al amparo para contrarrestar en una parte la legislación, que atenta contra derechos de maestros.
Maestros disidentes gritaron a legisladores locales del Congrso de BCS, ¡traidores!, ¡Cuánto les pagaron!.
Maestros disidentes gritaron a legisladores locales del Congrso de BCS, ¡traidores!, ¡Cuánto les pagaron!. (Margarita Rojas)

La Paz

En medio de protesta de maestros opositores a la Reforma Educativa, la XIII Legislatura al Congreso del estado aprobó la Nueva Ley de Educación para Baja California Sur, que enviara al gobernador.

Con 15 votos a favor, dos en contra y una abstención, es aprobada la nueva Ley Educativa, quedando abrogado los decretos 987, 1177, 1230, 1708, 1885 y 1920, mediante los cuales se reformaron, adicionaron y derogaron diversas deposiciones de la citada Ley de Educación para el estado de Baja California Sur.

Al grito de traidores!, ¡Cuánto les pagaron!, eran algunas de las consignas que gritaban decenas de maestros disidentes, ante la mirada temerosa del secretario general de la Sección 03 de Baja California Sur del SNTE, Mateo Casillas Ibarra, quién buscó refugio a la diestra del secretario estatal de Educación, Héctor Jiménez Márquez, el cual se encontraba sentado en la primera fila de la Sala de Sesiones "José María Morelos y Pavón".

El secretario general del Comité Ejecutivo Seccional Democrático, Francisco Javier Salgado Agúndez, sostuvo que el amparo, será uno de los caminos a seguir ahora para poder contrarrestar en una parte la legislación, que atenta contra los derechos de los maestros, destacó.

La nueva Ley Estatal de Educación, consta de nueve Capítulos y 119 Artículos.

En la nueva ley de educación para BCS, no se vulneran los derechos laborales de los trabajadores, según establece el artículo cuarto transitorio, y se incluye la armonización educativa, temas como el bullying y la educación especial.

Asimismo, también establece que el docente que se niegue a participar en los procesos de evaluación o no se incorpore al programa de regularización cuando sus resultados sean insuficientes, será separado del servicio público sin responsabilidad para la autoridad educativa.

La diputada Guadalupe Olay Davis, Presidenta de la Comisión de Educación del Congreso local, rechazó que las garantías de los empleados hayan sido violentados con la nueva disposición: "Cuidamos los detalles, los escuchamos plenamente, por supuesto en el dictamen van impresas algunas modificaciones al proyecto de ley que nos presentó el Ejecutivo, donde agregamos unas disposiciones para dar certeza al magisterio, y que sean respetados plenamente sus derechos".

Con la nueva disposición, Baja California Sur deja de ser una de las tres entidades federativas que aún no armonizaban la legislación local con la Reforma Educativa; sólo restan Sinaloa y Oaxaca.