Reducen 70% mortalidad de tortuga caguama en BCS

El titular de la Profepa informó que además este 2014 se lograron asegurar 69 mil ejemplares de vida silvestre en México.
Muerte de tortugas en BCS

Ciudad de México

El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro, aseguró que este año se logró reducir 70 por ciento la mortandad de la tortuga caguama en la Bahía de Ulloa, Baja California Sur.

A través de un comunicado, el funcionario aseguró que dicha cifra es uno de los principales logros de la dependencia durante el presente año, pero no especifica qué acciones se llevaron a cabo para detener ese fenómeno detectado en la playa San Lázaro, ubicada en el Puerto Adolfo López Mateos en el Golfo de Ulloa,

De acuerdo con organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), en los últimos tres años alrededor de 4 mil cadáveres de tortuga amarilla quedaron varados a consecuencia de la pesca incidental, por lo que rechazan que este año se haya registrado una reducción significativa del 70 por ciento.

"La principal amenaza para la tortuga amarilla no se ha detenido. ¿En qué se basa la Profepa para dar números alegres, sin especificar el número de tortugas, ni la región y población", dijo por separado, Alejandro Olivera, coordinador de Políticas Públicas del Cemda Noroeste.

Durante la Tercera Reunión Nacional de Delegados Federales de la Profepa, en la que participó el titular de la Semarnat, Juan José Guerra Abud, el procurador ambiental aseguró además que este 2014 se lograron asegurar 69 mil ejemplares de vida silvestre.

Haro Bélchez resaltó también los trabajos de coordinación interinstitucional del gobierno federal, para atender la emergencia por el derrame de ácido sulfúrico al Río Sonora, "lo cual se tradujo en un logro histórico, como lo fue la reparación del daño a las personas afectadas, tema que hasta ahora no contempla ninguna legislación ambiental".

La Profepa señala que en materia de combate a la tala ilegal, se aseguraron más 52 mil metros cúbicos de madera, cerca del doble reportado durante 2013, que ascendía a más de 24 mil metros cúbicos.