“Estamos levantando nuestra fuente empleo”

Empleados de un restaurante ayudan en las labores de reconstrucción del lugar tras el paso del huracán.
Las palmeras fueron derribadas por los fuertes vientos.
Las palmeras fueron derribadas por los fuertes vientos. (Paola García)

Baja California Sur

"El mar se metió hasta la cocina", exclama David Delgadillo mientras supervisa a un grupo de hombres que excavan en la arena hasta descubrir un gran letrero.

Es una postal del restaurante El Arco de Cabo San Lucas, sobre el cual luce la frase, Billygan's Sand, bar & grill. En el lado izquierdo hay una palmera repleta de cocos y del otro una botella de cerveza fría que invita a pasar al lugar.

El anuncio está doblado y sucio, pero es una reliquia para estos trabajadores cuya fuente de empleo quedó destrozada tras el paso de Odila.

"Lo único que nos quedó son las paredes de la cocina; las palapas que teníamos de servicios y de bodega se las llevó todas el huracán", dice David, supervisor del Billygan's, uno de los 30 restaurantes ubicados sobre la playa El Médano, la más importante de Cabo San Lucas, pues ahí se encuentra la mayor atracción de Los Cabos.

El restaurante desde donde puede apreciarse El Arco, ofrece comida mexicana y mariscos, pero ahora está en ruinas.

"Prácticamente el mar se nos metió al restaurante, hasta la cocina. Metió toda la arena, todos los aparatos los echó a perder, se llenaron de arena, de tierra, de todo el equipo que teníamos algunas cosas las alcanzamos a salvar", agregó Delgadillo.

Para recuperar su fuente de trabajo, sus 27 empleados olvidaron sus quehaceres habituales y se repartieron las tareas para sacar la arena que cubrió al restaurante hasta un metro y medio.

"Somos 27 empleados, todos estamos aquí, de cocina, todos los meseros, los ayudantes, administración, supervisión, todos aquí apoyándonos para levantar esto".

Todos reciben su pago base, pero ahora no hay propinas.

"Es de lo que más dependemos, de la propina del turismo, pero de alguna forma el pago nos está ayudando bastante para nuestras familias en estos días".

Aunque la labor de reconstrucción del restaurante es pesada, el ánimo es más fuerte, dicen los trabajadores sin importar su género.

"Estamos limpiando y levantado lo que es nuestra fuente de trabajo. Yo atiendo en el bar y ahora tengo que levantar basura, haciendo limpieza, lavando y cargando tierra para que mejore esto, porque es mi fuente de empleo, ¿de dónde saco adelante a mis hijos?", afirma Ana.

En la playa El Médano no cesa la actividad, decenas de trabajadores tanto de hoteles, restaurantes y del Programa de Empleo Temporal laboran a marchas forzadas para recuperar el turismo que Odila alejó.

De los 40 kilómetros de playa desde Cabo San Lucas a San José de Los Cabos, 4.5 kilómetros pertenecen a El Médano, la playa pública más importante de Los Cabos.

La Semarnat estima que la limpieza de El Médano es de más de 90 por ciento.