Reconstruyen alcaldía de Atotonilco de Tula, Hidalgo

Durante dos años ha permanecido en obra negra. Tendrá una inversión de cinco millones de pesos. 
La alcaldía estuvo en obra negra dos años.
La alcaldía estuvo en obra negra dos años. (Milenio)

Atotonilco de Tula

La alcaldía de Atotonilco de Tula invertirá alrededor de cinco millones de pesos en la rehabilitación del nuevo palacio municipal, debido al deterioro que registra por la falta de uso, luego de que por más de dos años permaneciera abandonado en obra negra.

Actualmente una cuadrilla de trabajadores de una empresa contratista laboran en la colocación de un domo, más de 80 ventanas y el acondicionamiento de seis oficinas.

A la par se instalan las redes sanitarias y eléctricas para permitir el uso del espacio que desde hace más de dos años registrara nulo avance de obra.

Cabe señalar que el ex presidente municipal, Julio César Ángeles Mendoza, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), construyó con 40 millones de pesos el palacio municipal.

Sin embargo, al término de su periodo de gobierno, la administración local aun carecía de las escrituras pues el edificio fue construido en un predio propiedad de una cementera.

A la llegada de la nueva administración municipal, Edgar Reyes Martínez, se rehusó a utilizar el espacio debido a que el Ayuntamiento no contaba recursos económicos para concluir la obra, ni con las escrituras para proceder con los trámites en el Congreso del estado a fin de cambiar la sede del Ejecutivo local.

Tras una negociación con la cementera el municipio obtuvo las escrituras, aunque anunció que por la falta de acondicionamiento y recursos no trasladaría al inmueble sus oficinas.

Inclusive Salvador Miranda Barreto, síndico procurador, reveló que Atotonilco solicitaría a Banobras un préstamo por 11 millones de pesos para concluir las obras en el nuevo palacio municipal.

Sin embargo, el Congreso estatal observó que la gestión no se había cumplido en los plazos y negó la solicitud, por lo que con recursos propios el alcalde anunció la inversión para la habilitación del espacio público.

No obstante, hasta hace unas semanas el edificio registraba un 90 por ciento de cuarteaduras en los aplanados de sus paredes, según Adelfo León Estrada, titular de Obras Públicas local, en un recorrido efectuado por el inmueble.

Además, el edificio presentaba anegamientos en el sótano y deterioro por la falta de ventanas y puertas.

En tanto, los empleados de la empresa contratista señalaron que también se percataron de deficiencias en el impermeabilizado.

“El techo también presenta muchos problemas ya que está muy poroso, el impermeabilizante que se aplicó ya prácticamente desapareció e incluso hay partes donde el concreto se está desmoronando”, dijeron.

Finalmente, Miranda Barreto dijo que la fachada del nuevo palacio municipal conservará la actual pintura color blanco en su fachada por la neutralidad.

Lo anterior luego de que la alcaldía perredista-panista intentará pintar el edificio de color amarillo, café y color crema, hecho que fuera objeto de polémica en redes sociales debido a que la obra fue construida por la anterior administración.