Rechazados del “Movimiento Kiosco” marchan en Acapulco

Demandan una mesa de trabajo con los tres niveles de gobierno. Exigen espacios en unidades académicas de la salud. 

Acapulco

Alumnos reprobados en el examen de admisión a la Universidad Autónoma de Guerrero, marchan y exigen una mesa de trabajo con autoridades de los tres niveles de gobierno y se niegan a abandonar la Diana Cazadora, en la que desde hace un mes viven.

Una veintena de aspirantes que reprobaron exámenes de admisión para alcanzar una matrícula en carreras del área de la salud como medicina, enfermería y odontología y que desde el 19 de septiembre, tomaron la glorieta de la Diana, en la zona Dorado para exigir acceso a la universidad.

“No nos moveremos de la Diana hasta obtener una negociación en una mesa de trabajo con el gobierno federal, estatal, el rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, y como testigo el alcalde Evodio Velázquez.

“Yo no sé por qué motivo quieren que nos quiten de la Diana, si nos quieren mover no lo van a lograr, hay organizaciones sociales que no lo van a permitir. No afectamos a terceros que no se preocupen por la imagen”, reprochó la maestra y líder de la protesta, Margarita Martínez.

A la manifestación se sumaron maestros agrupados en el Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (SUTCABACH), que por “error”, pues creyeron que la protesta había sido convocada por la CETEG.

El grupo de alumnos rechazados, liderado por la maestra Margarita Martínez, creadora del “Movimiento Estudiantil Kiosco”, al que suma a rechazados de la máxima casa de estudios, y marchan por enésima ocasión en dirección al Ayuntamiento de Acapulco, para exigir una solución a sus demandas.

Los manifestantes llevan cartulinas con leyendas que rezan: “Menos corrupción para la educación”, otra más que dice “Que culpa tengo yo de tener sangre roja y el corazón a la izquierda”, “No corrupción, si educación”; “Soy el futuro de mi nación”, “Peña mentías cuando decías que la educación para todos sería”, entre otras con las que llegaron a la comuna porteña.