¿Cuáles son las reacciones a la vacuna de Hepatitis B?

Según la Ssa, las reacciones son alergia grave, baja presión arterial y de no ser atendido a tiempo, provoca paro cardiaco. Esto ocurre sólo en dos casos cada millón de dosis.
En Durango se han presentado 58 casos de hepatitis A durante 2016.
La vacuna contra la Hepatitis B se aplica desde los 7 días de nacido. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El 8 de mayo 52 niños recibieron la vacuna de Hepatitis B en el municipio de Simojovel, Chiapas, 29 de ellos presentaron reacciones supuestamente asociadas a la aplicación de la sustancia y dos de los menores murieron.

Según la Secretaría de Salud (Ssa) en el manual Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (ESAVI), una vacuna podría afectar a las personas si:

  • El producto fue aplicado después de la fecha de caducidad o que estuvo expuesto a altas temperaturas, lo que provoca que pierda su efectividad.
  • No se tomaron en cuenta las contraindicaciones y se suministró una dosis más alta de la recomendada, acción que causa anafilaxia; infecciones; poliomielitis; reacciones neurológicas, musculares y vasculares y lesiones óseas, en el caso de no aplicar la vacuna en el sitio adecuado.
  • Se aplicó otro producto que no es la vacuna o el material utilizado no es estéril. Causa infecciones y reacciones a la sustancia aplicada.

En el caso de la vacuna de Hepatitis B la reacción común es dolor en la zona de la aplicación.

En casos muy extraños se presenta una hipersensibilidad a la fórmula que puede producir anafilaxia después de la administración de la vacuna en un rango de una hora e incluso siete días después de la aplicación.

"La incidencia estimada en los niños y adolescentes que recibieron vacuna contra la hepatitis B es un caso por cada 600 mil dosis aplicadas, se reportan tasas de 1-2 casos por un millón de dosis", enfatiza la ESAVI.

Las personas que sufren un choque anafiláctico están inconscientes, presentan baja presión arterial, alteraciones de la tonicidad muscular, parálisis parcial o completa, extremidades frías secundarias a la disminución de la circulación periférica, cara rojiza, apnea que dificulta la respiración y puede ocurrir un paro cardiaco. Si no se atiende a tiempo, provoca la muerte.

Acerca del caso de Simojovel, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios realizó una investigación en la clínica del IMSS donde fueron inyectados los menores. Los primeros resultados arrojaron que el lote destinado a esta comunidad estaba contaminado de forma externa.

"La falla no está en que las vacunas estuvieran defectuosas o que estuvieran químicamente mal. Las vacunas estaban bien y estaban certificadas. Cofepris, en su investigación, recuperó los frascos y se encuentran dentro de la norma", explicó José Antonio González Anaya a Carlos Marín, en su programa de televisión El Asalto a la Razón.

Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, detalló para MILENIO que los dos niños que fallecieron presentaron un cuadro clínico que se caracterizó por alteraciones en el sistema nervioso así como del sistema respiratorio, supuestamente causados por las bacterias adquiridas de forma externa.

"Los menores sufrieron una falla múltiple orgánicamente, con un paro respiratorio. El cuadro es compatible con la presencia de bacterias generalizada en el sistema. Se hicieron hemocultivos y urocultivos ", aclaró.

Un obstáculo para la investigación es que la comunidad donde vivían los niños que murieron se rige por usos y costumbres, razón por la que no se les realizó autopsia, impidiendo un análisis más preciso del caso.

A pesar de esto, las autoridades sanitarias continúan estudiando cuáles fueron las causas por las que los niños reaccionaron de forma negativa a la vacuna.