Queman rata de cartón frente a Palacio de Gobierno de Oaxaca

Trabajadores que buscan constituirse como sindicato paralelo al de la Secretaría de Salud en el estado chamuscaron al roedor que representaron al titular de la dependencia de quien piden su renuncia.

Oaxaca

Un grupo de trabajadores que buscan constituirse como un sindicato paralelo en la Secretaría de Salud de Oaxaca quemaron una rata de cartón frente a la sede del Palacio de Gobierno, que se localiza en la zona del centro histórico de la capital- para acusar a funcionarios de ese sector de cometer presuntos actos de corrupción y para exigir su reconocimiento legal.

Sin embargo trabajadores de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud que está integrado por poco más de 20 mil médicos y enfermeras, exigieron al gobernador Gabino Cué el desconocimiento del organismo, amagando con realizar un paro general de labores en clínicas y hospitales para evitar que se acepte la toma de nota al nuevo gremio.

Los integrantes del denominado sindicato independiente de trabajadores y Profesionales de Salud (SITyPS, -liderados por Ulises Cortez -tienen tomada desde hace cuatro días la sede de la Secretaría de Salud estatal donde han cometido acciones de pintarrajeo de las fachadas de las dependencias estatal y han cometido hechos vandálicos.

Además de que tiene paralizadas las actividades en perjuicio de tres mil empleados.

Los manifestantes arribaron al Zócalo oaxaqueño en marcha, avanzando desde la toma de las oficinas de la dependencia, en busca ser atendidos por el gobernador Gabino Cué, quien sostenía su audiencia pública mensual, esta vez celebrada en la sede del Palacio de Gobierno, donde les fue negado el paso por su actitud beligerante.

La determinación generó la ira de los inconformes que optaron por celebrar un mitin, donde terminaron por quemar una rata de cartón con la que representaron al secretario de Salud estatal, Germán Tenorio, de quien exigen su renuncia.

Además de pedir su reconocimiento como nuevo sindicato, demandan el reconocimiento de trabajadores que cobran por honorarios, además de la ampliación de plazas y material para el desarrollo de sus actividades.

Además, se quejan de las condiciones en que laboran en las regiones de Oaxaca, así como de sufrir un acoso por parte de la Sección 35 del Sindicato de Salud.

Durante sus movilizaciones han ocupado un asno al que le colocaron el nombre del secretario y la rata que quemaron también tenía su nombre.

En tanto el secretario de salud estatal Germán Tenorio afirmó que no le corresponde al estado validar o desconocer sindicatos y que está en manos de la junta laboral el reconocimiento del gremio afirmando también que hay intereses políticos-electorales que están dañando la imagen de la Secretaría de Salud estatal y del gobierno previo a los comicios federales del 2015 y la elección del gobernador en 2016.