Si Aureoles no garantiza libre tránsito, suspendemos corridas: transportistas

Arcadio Méndez, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasajeros y Turismo, dijo que hoy esperan reunirse con el gobernador de Michoacán para que les garantice seguridad.
Después de la quema del camión, la policía implementó un operativo de seguridad contra la toma de más camiones.
Después de la quema del camión, la policía implementó un operativo de seguridad contra la toma de más camiones. (@SSP Michoacán)

Ciudad de México

Arcadio Méndez, delegado en Michoacán de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasajeros y Turismo, dijo si el gobernador, Silvano Aureoles no les garantiza el libre tránsito en las carreteras suspenderán las corridas.

"Dependiendo de la respuesta que tengamos después de hoy (se reunirán con el gobernador) pararemos. Sería 100 por ciento ningún ingreso a Michoacán, ninguna salida. Ya lo hemos hecho antes", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

Ayer, estudiantes normalistas prendieron fuego a un autobús de la línea Ómnibus de México, sobre la carretera libre a Uruapan-Pátzcuaro a la altura de la desviación a San Juan tumbio.

El delegado de la Canapat dijo que no pueden estar esperando que los estudiantes tomen un camión todos los días.

Insistió en que el gobernador debe poner un alto y brindar seguridad de qué van hacer para evitar que los estudiantes secuestren los camiones y que los que tienen (79 en este momento) se los devuelvan.

Pierden hasta 200 mil pesos por día por camiones retenidos

El delegado de la Canapat dijo que por cada camión que es retenido por los normalistas o maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se pierden 20 mil pesos por día.

"Son millones los que perdemos. Nos han quemado autobuses, nos han detenido los autobuses para las marchas. Más o menos por día un autobús está entre los 10 mil y 20 mil pesos. Y hemos llegado a tener hasta 350 camiones retenidos en un mes por día".

Los estudiantes, agregó, pueden juntar hasta diez camiones y traerlos entre tres y cuatro días retenidos, así que estamos hablando de 200 mil pesos de pérdidas en un solo día.

"Eso estamos hablando de una escuela nada más, pero si a los dos o tres días otra escuela retiene dos camiones y lo hace por diez días, con ese ejemplo llegamos a tener hasta 150 y a veces hasta más".

Explicó que un autobús de pasajeros cuesta entre un millón y medio de pesos, el más austero, y hasta ocho millones de pesos, el que está equipado con televisiones, radio e internet.

Los autobuses no cuentan con un seguro en caso de que sean vandalizados o quemados.

"Nosotros solo tenemos el seguro de viajero para los pasajeros y daños a terceros. Por lo que la empresa adquiere los gastos y en muchos casos los camiones no han sido liquidados, por lo que estamos con la deuda con el banco y sin un camión para trabajar, porque el préstamo es a cinco años".

Con información de Grupo Fórmula

REPL