• Regístrate
Estás leyendo: Queda San Pedro sin director de alcoholes
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 13:50 Hoy

Queda San Pedro sin director de alcoholes

Gabino Martínez Guzmán, había informado su decisión de desligarse de su cargo público desde el pasado 1 de junio al alcalde y a Homero Niño de Rivera.

Publicidad
Publicidad

Gabino Martínez Guzmán, quien laboraba desde la administración pasada de Mauricio Fernández, renunció como titular de la Dirección de Ordenamiento e Inspección del municipio de San Pedro.

Sin revelarse las causas, el funcionario municipal había informado su decisión de desligarse de su cargo público desde el pasado 1 de junio al alcalde y a Homero Niño de Rivera, secretario del Ayuntamiento.

Hasta el momento se desconoce quién es su sucesor y si su salida está vinculada a supuestas presiones tras la intención de ampliar el horario de antros y bares en el municipio, versión que no ha sido confirmada.

Sin embargo, fue hasta este martes cuando entró en vigor su dimisión y se cristalizó la entrega –recepción de su puesto y de sus oficinas, ubicadas en el segundo piso del Palacio de Justicia, en la calle Corregidora 507, en la cabecera municipal.

Martínez Guzmán fungía como director del área con un sueldo mensual de 43 mil 290 pesos y tenía asignado el número de empleado 065554.

El ahora ex funcionario municipal dependía directamente de la Secretaría del Ayuntamiento de San Pedro que encabeza actualmente Niño de Rivera.

Además, de él dependían otros funcionarios como Gerardo Padrón Salas, coordinador del área de Alcoholes, Miguel Gabriel Aguillón Carranza y Sandro M. Venegas Morales, éste último integrante del área de Comercio y Panteones.

Se desconoce si alguno de estos tres funcionarios de la misma área sería interinamente alguno de los encargados del despacho u oficina, mientras el municipio de San Pedro nombra al sucesor de Martínez Guzmán.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.