A punto de cerrar la Cruz Roja en Pungarabato

Ambrosio Soto Duarte, presidente municipal, señaló que la institución lleva por lo menos 30 años de servicio en esta parte de la Tierra Caliente de Guerrero. 

Chilpancingo

La delegación de la Cruz Roja Mexicana está a punto de cerrar operaciones en Pungarabato, a consecuencia de un laudo laboral derivado de un juicio promovido por un paramédico.

Ambrosio Soto Duarte, presidente municipal de Pumgarabato señaló que la institución lleva por lo menos 30 años de servicio en esta parte de la Tierra Caliente de Guerrero.

Los paramédicos y socorristas no han dejado de atender las emergencias derivadas de accidentes domésticos, percances en las carreteras y, enfrentamientos entre los grupos delictivos  que operan en la zona.

Aunque la violencia se disparó en los últimos años, el personal de la Cruz Roja se ha mantenido firme en la atención hacia las peticiones de auxilio.

Sin embargo, tras un despido que consideró como injustificado, el paramédico Benito Torres Guzmán promovió un juicio laboral ante la Junta Local de Conciliación  y Arbitraje (JLCyA), mismo que representa un laudo superior al millón 200 mil pesos.

El órgano laboral ha ordenado de los  bienes que tiene la institución hasta completar el monto que se reclama como pago de salarios caídos, finiquito y demás prestaciones.

De consumarse el embargo, el alcalde Soto Duarte refiere que lo primero que se llevaría el demandante serían las ambulancias, pero como estas no alcanzarían para completar el monto también estaría en riesgo el inmueble, lo que provocaría el cierre de las operaciones de Cruz Roja en parte importante de la Tierra Caliente.

Recordó que las unidades de la Cruz Roja diariamente ayudan con el traslado foráneo de una o dos personas al día.

El primer edil reprochó la falta de solidaridad por parte del paramédico que promovió el juicio y que requiere el embargo, pues hasta la administración anterior estuvo incorporado a la nómina sin devengar el salario que se le asignó de manera irregular.