Anuncian construcción de puente en laguna Bojórquez en Cancún

El proyecto fue mantenido bajo revisión ambiental desde el 14 de agosto y el pasado 16 de noviembre, Semarnat a través de su dirección de Impacto y Riesgo Ambiental emitió la autorización. 

Cancún

La delegación de Semarnat anunció la aprobación del proyecto para un puente sobre la laguna Bojórquez para agilizar el tránsito entre la zona hotelera y el centro de la ciudad, así como el aeropuerto internacional local.

La obra, de colosales proporciones ha sido solicitada reiteradamente los últimos 15 años por el sector hotelero y prestadores de servicios turísticos, señaló la presidencia municipal de Benito Juárez-Cancún.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) solicitada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) establece que el puente de mil 260 metros de longitud, sobre 28 columnas, tendrá cuatro carriles de circulación.

La autorización del proyecto con clave Benito Juárez 23QR2014V0009, señala que para mitigar el impacto ambiental, incluye la creación de unas 30 isletas ecológicas con vegetación de manglar.

Se prevé también un plan estratégico de prevención, mitigación, compensación y restauración de eventuales daños al ambiente bajo un programa que será estrictamente supervisado de reubicación de fauna, manejo de isletas, forestación de mangle, calidad del agua, manejo de residuos y eventuales emergencias.

La autorización asignada fija la vigencia del permiso de seis a 50 años.

El proyecto fue mantenido bajo revisión ambiental desde el 14 de agosto y a los tres meses, el pasado 16 de noviembre, Semarnat a través de su dirección de Impacto y Riesgo Ambiental emitió la autorización.

En un comunicado Fonatur señala que la obra cuida especialmente  mantener las características ambientales del sistema lagunar. Se levantará sobre pilotes y soportes atirantados para no afectar manglares, tendrá rejillas para el paso de luz a la vegetación que cubra el puente.

La obra, gestionada por el gobernador Roberto Borge y apoyada por el gobierno federal abrirá la circulación sobre la laguna Bojórquez, que tiene mil 124.21 hectáreas del sistema lagunar Nichupté, ahora deteriorado por el tráfico y uso intensivo de suelo.

Estudios previos a la planeación del puente señalan seis impactos ambientales positivos y 12 negativos, si bien indican  que no existe posibilidad de daños graves en virtud de la previsión adoptada. Los impactos negativos son calificados como compensables y moderados.

El puente permitirá purificar el agua que hoy acusa turbidez, con cambios morfológicos en el fondo y perfil batimétrico, para no afectar más la zona y generar nuevos empleos y otros beneficios sociales y turísticos.