Comuneros cierran zona arqueológica de Xochicalco

Habitantes de Miacatlán y Tetlama bloquean el acceso a ese recinto, así como el museo; demandan la indemnización de más de 740 hectáreas donde se asienta la zona arqueológica.

Cuernavaca

Comuneros de Miacatlán y Tetlama cumplieron su amenaza de cerrar la zona arqueológica de Xochicalco y bloquear el acceso al museo del lugar, por lo que desde esta mañana ningún turista local o extranjero podrá visitar dichas instalaciones.

Antes de las siete de la mañana, comuneros de la región que reclaman la indemnización de más de 740 hectáreas donde se asienta la zona arqueológica, el museo y una región sin explotar y que por décadas el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha explotado, llegaron al lugar e impiden el acceso a los inmuebles, por lo que la tradicional visita a las pirámides en el inicio de primavera de miles de turistas no podrá ser posible.

Tras un año de protestas, los casi cinco mil comuneros no han recibido avalúo del costo de sus tierras o avanzado en el trámite de la indemnización.  

Eduardo Mondragón Manzanares, vocero de los comuneros, dijo el lunes que no cederán ante ninguna presión, sólo desalojar la zona si se resuelven sus demandas; el cierres es indefinido, y aun cuando saben que la zona arqueológica ni el museo son de su propiedad, si los son las tierras por donde se acceso a estos lugares, por lo tanto nadie podrá a hacerlo desde este sábado, dijo.

Pese al anuncio y las acciones de protesta de este sábado, ninguna autoridad llegó al lugar para negociar con los inconformes. Gente del INAH ya fue designada para estar al borde de la carretera local para avisar a los visitantes el cierre de la zona arqueológica.