• Regístrate
Estás leyendo: Productos especializados para diabéticos, el nuevo mercado
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 07:03 Hoy

Productos especializados para diabéticos, el nuevo mercado

También hay calzado, vitaminas y artículos de uso personal para pacientes.

Publicidad
Publicidad

Maricarmen Rello

Comida reducida en sal, vino espumoso sin alcohol, tostadas sin gluten, miel, mermeladas, postres, dulces, chocolates, galletas, panes o pasteles sin azúcar y un sinfín de productos “especiales para diabéticos” saltan a la vista en casi todas las tiendas de autoservicio, y se despliegan con toque gourmet y variedad en los pequeños comercios especializados que han proliferado en la ciudad. Las ganas de no privarse de lo que gusta y acostumbra consumir han generado un gran mercado para este sector de la población, cuyo número, lamentablemente crece año con año.

Los alimentos y bebidas para diabéticos pueden hasta duplicar el costo de un producto normal; pero la oferta para diabéticos no solo se limita a estos. Pasa por vestido, calzado e insumos para el cuidado personal, también de mayor precio: zapatos para evitar rozaduras, calcetas y calcetines para no obstruir la circulación, crema corporal para la piel, gel para las piernas, complementos vitamínicos y hasta fórmulas para mejorar el desempeño sexual.

Aunque no todas las personas con diabetes pueden darse el lujo de pagar por dichos artículos, el consumo promedio de un cliente regular en este tipo de establecimientos es de 500 pesos por compra, según refiere Adriana, empleada de una tienda especializada en esta ciudad. Puede ser más o menos, según el bolsillo, y aumenta en torno a la época de Navidad, comenta.

Víctor Jiménez, profesionista, se conoce diabético desde hace doce años y se dice controlado. Cada mes invierte en una caja de 200 sobres sustitutos de azúcar, una botella de miel de agave y algunos postres. Además compra vitaminas. No usa zapatos especiales “pero sí cómodos y de piel”, y paga el servicio de un podólogo cada cuatro semanas religiosamente. Toma un solo fármaco combinado, que adquiere en una farmacia de genéricos, y en lo que más gasta es en las tiras reactivas para medirse la glucosa “no a diario”. Calcula que gastará entre 1,500 y 2 mil pesos mensuales.

Para la Asociación Mexicana de Diabetes en Jalisco AC, todos estos productos no son imprescindibles. “No se requiere de productos especiales para llegar a un buen control, basta que sigan una alimentación saludable y hagan ejercicio”, puntualiza María Elena Mota Oropeza, directora de este organismo. Agrega que incluso la persona puede comer de vez en cuando alimentos con azúcar o grasas. “Lo importante es saber medirse, se trata de comer un taco, no un kilo de carnitas”, ejemplifica.

Ciertamente estos productos especiales son una ayuda para muchas personas, tanto que son avalados por otro organismo reconocido: la Federación Mexicana de Diabetes AC, (puede consultar la lista en http://www.fmdiabetes.org/fmd/pag/productos_avalados.php), la cual tiene un proceso para dar su aval y que los productos puedan ostentar su logotipo. No son sujetos de contar con este aval productos farmacológicos, los que declaren ser curativos, regenerativos o preventivos de la diabetes o sus complicaciones; bebidas alcohólicas; bebidas energizantes (para quitar la fatiga, aumentar la habilidad mental y/o ‘desintoxicar’ al cuerpo) y productos de venta a granel.

Al final de cuentas, la opción ahí está. El mercado está en boga. Los pacientes en control aún no.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.