Rinde protesta Alejandro Gómez como procurador de Edomex

El gobernador mexiquense Eruviel Ávila tomó protesta al abogado Alejandro Jaime Gómez Sánchez como procurador general de Justicia del Estado de México.
El gobernador mexiquense Eruviel Ávila tomó protesta al abogado Alejandro Jaime Gómez Sánchez como procurador general de Justicia del Estado de México.
El gobernador mexiquense Eruviel Ávila tomó protesta al abogado Alejandro Jaime Gómez Sánchez como procurador general de Justicia del Estado de México. (Cortesía)

Estado de México

El gobernador mexiquense Eruviel Ávila tomó protesta a Alejandro Jaime Gómez Sánchez como procurador general de Justicia del Estado de México.

Ante los integrantes del gabinete del estado, el gobernador mexiquense exhortó a Gómez Sánchez a incrementar los esfuerzos para tener resultados positivos y mexiquenses mejor protegidos.

"Sé que usted le va a dar continuidad a estos trabajos, que vamos a seguir abatiendo la comisión de los delitos, procediendo en contra de los verdaderos enemigos que son los delincuentes, y que esta tendencia a la baja en la comisión de los delitos habrá de continuar", expresó Ávila.

Al rendir protesta, Gómez Sánchez dijo que buscarán que su gestión cuente con una procuraduría con capacidad operativa y procesal, ser referentes en el sistema nacional de justicia penal y ser una dependencia que atienda a la ciudadanía.

El procurador mexiquense resaltó que la PGJE tiene fortalezas como el respaldo de las instituciones federales y estatales y la experiencia de contar con el nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

Alejandro Gómez, que es licenciado en derecho, fue consejero jurídico adjunto en el gobierno federal y ha fungido como subprocurador Jurídico de la PGJEM, visitador General y coordinador de Asesores en la Procuraduría General de la República y consejero Adjunto de la Legislación y Estudios Normativos en la Presidencia de la República.

Ha participado en la formulación de las reformas al sistema de justicia penal, narcomenudeo, delitos financieros, derechos de autor y propiedad industrial.