Con problemas de baches, 212 alcaldías de Veracruz

A dos meses y medio de haber iniciado las administraciones municipales, la mayoría de esas comunidades enfrenta la misma dificultad: nulas obras, ínfimo gasto en mantenimiento y rehabilitación de ...

Veracruz

Reciben presupuestos millonarios para obras públicas, mantenimiento urbano y servicios, pese a ello, calles y avenidas de colonias, unidades habitacionales y fraccionamientos lucen repletas de baches, que las hacen muchas veces intransitables y peligrosas.

A dos meses y medio de haber iniciado la administración municipal en 212 alcaldías de Veracruz, la mayoría enfrenta la misma problemática: nulas obras, escasa inversión en mantenimiento y rehabilitación de la infraestructura urbana.

Recorrer cualquier colonia o fraccionamiento de la zona metropolitana de Veracruz-Boca del Río-Medellín, la capital del estado Xalapa y municipios aledaños, o las ciudades petroleras de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, al sur, así como Poza Rica, Tuxpan y Papantla al norte es lo mismo.

El panorama que se observa no varía mucho: calles llenas de hoyos tan profundos y grandes que en ocasiones son mayores que los espacios pavimentados.

Empresarios advierten que hasta el momento no ven obra pública ni la aplicación de los presupuestos autorizados en los municipios veracruzanos.

Jorge Coffau, presidente del sindicato patronal Coparmex, señala que es tal la falta de inversión en obras, que en el primer bimestre del año ha crecido la tasa de desempleo en Veracruz y las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social lo corroboran.

Municipios como Veracruz, Xalapa, Coatzacoalcos, Tuxpan y Poza Rica recibieron presupuestos multimillonarios que “no se ven por ningún lado”, comenta.

Este año, Veracruz recibirá mil 112 millones de pesos de presupuesto; Coatzacoalcos, 865 millones 675 mil 244 pesos; Xalapa, 859 millones 859 mil 540 pesos; Tuxpan, 351 millones 347 mil 244 pesos; Poza Rica, 348 millones 808 mil 905 pesos; Minatitlán, 330 millones 702 mil 879 pesos, por solo citar municipios que además año con año reciben de Pemex donaciones en efectivo o en especie para obras y servicios, como donativos de AC-20 para asfaltar calles, diésel y gasolina para parque vehicular oficial y recursos extras que bajan de las bolsas de programas federales.

Pese a ello, los veracruzanos sufren por el evidente deterioro que guarda el pavimento de las avenidas y calles, no solo de las colonias marginadas o de la periferia, sino del mismo centro de las ciudades.

Con los baches que parecen cráteres, calles y avenidas asemejan la superficie lunar.

Solo Tuxpan recibió el año pasado un donativo de 460 toneladas de asfalto, 50 mil litros de diésel y 50 mil de gasolina Magna, con un valor de más de 5 millones de pesos. Con todo y eso, no hay colonia sin baches.

En tanto, Xalapa recibió 320 toneladas de AC-20, mientras que Boca del Río obtuvo 360 toneladas, cifra similar a la que le dieron a Coatzacoalcos.

Con todo ese tonelaje de asfalto y los presupuestos millonarios, los hoyos de las calles tienen que ser tapados con escombro o basura por los mismos habitantes de las colonias, o bien por vecinos que solicitan al paso de los camiones una cooperación por cubrirlos con barro, arena o desechos.

Con la emulsión asfáltica AC-20 para el bacheo, reencarpetado, rehabilitación o construcción de vialidades, Pemex pretende “reembolsar” a los municipios petroleros del país los daños que sus operaciones generan por el paso de camiones pesados, derrames y accidentes que ocurren.

Sin embargo, el beneficio no es visible y choca con la realidad que sufren millones de veracruzanos, advierte Alejandro Gómez Barquín, asesor de la Asociación Nacional de Distribuidores de Agencias Automotrices, quien manifiesta que en Veracruz no se ven obras de infraestructura, menos inversión en el mantenimiento, y eso “le pega a la economía”, pues no se generan inversiones ni empleos.

La obra pública mueve la economía, pero los municipios están “paralizados”, precisa.

Hay casos como Veracruz y Boca del Río donde al iniciar el cuatrienio municipal los baches de las calles fueron pintados, aparentemente para “facilitar” el trabajo.

Pasaron dos meses para que los primeros baches pintados recibieran una delgada capa de asfalto que ya comienza a deteriorarse con el paso de los vehículos.