Por primera vez, dan cárcel a oaxaqueño por chistoso

El año pasado, el pleno del congreso Local aprobó sancionar la falsedad de información proporcionada a alguna autoridad.

Oaxaca

En Oaxaca, un juez local dictó auto de formal prisión al primer acusado de falsear y realizar llamadas de broma al call center de emergencias de la Secretaria de Seguridad Pública (SSPO).

El pasado 22 de noviembre se dictó Auto de Formal Prisión a Jesús Robles Pérez, por su probable responsabilidad en la comisión de este delito.

Los hechos se suscitaron el pasado 16 de agosto del año en curso alrededor de las 22:55 horas, el Servicio Estatal de Emergencias (066) recibió una llamada telefónica procedente del número 9511913395, en la que el hoy inculpado, reportó que en la calle 5 de Mayo esquina con Guerrero, del Barrio San Lucas, en Cuilapam de Guerrero; se encontraba un sujeto decapitado, señalando como probables responsables a integrantes del grupo delictivo "Los Zetas".

En respuesta a esto, las corporaciones policiales se movilizaron al lugar, donde tuvieron conocimiento de la falsedad de dicha información, ya que en el sitio no se encontró anormalidad alguna, por lo que procedieron a dar parte a la autoridad competente que inició las investigaciones correspondientes, desembocando en la resolución de la causa penal 146/2013 emitida por el Juez Quinto de lo Penal.

El titular del sistema de vigilancia y monitoreo en la Secretaria de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), Alfredo Villalobos, sostiene que mensualmente se llegan a reportar hasta 3 mil llamadas falsas sobre avisos de alguna amenaza de bomba o hecho delictivo en la ciudad de Oaxaca, lo que representa el 90 por ciento del total de incidencias telefónicas al 066.

Incluso, dijo que cuando los niños no van a clases y se quedan en su casa por los paros promovidos por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se dispara hasta en un 92 por ciento en las llamadas falsas.

El mando afirmó que se ha identificado que la mayor parte de las llamadas son realizadas por menores que sus padres dejan solos en sus hogares.

"Hemos detectado que en los momentos de paro magisterial que los niños no tienen nada que hacer o se les han prolongado las vacaciones hemos identificado a niños de entre 7 y 12 años del nivel cuarto, quinto y primero de secundaria, quienes realizan las llamadas falsas, la mayoría entre las 10 y 12 horas del días, otras en la tarde y algunas pocas durante la noche".

Aceptó que lamentablemente por estas cifras Oaxaca "tiene el deshonroso primer lugar en llamadas de broma".

Villalobos afirmó que respecto a esta incidencia, se han integrado un total de 16 averiguaciones previas contra algunos de los implicados ante el agente del Ministerio Público dependiente de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Principalmente la denuncia es contra quienes resulte responsable, pero tenemos la grabación y los señalados son menores que realizan el mayor número de llamadas.

"tenemos el caso de un menor de 8 años que ha marcado 50 veces en un solo día, por lo que estamos dispuestos a proceder, en este caso contra su tutor.

El año pasado, el pleno del congreso Local aprobó reformas al artículo 231 Bis del Código Penal del Estado para sancionar la falsedad de información proporcionada a alguna autoridad diversa a la judicial.

Los legisladores dispusieron imponer multas y cárcel a quienes realicen llamadas de broma o falsas a las fuerzas estatales de seguridad.

La adecuación aprobada refiere de la aplicación de multas económicas severas de hasta ciento 100 salarios mínimos y prisión de 6 meses a los 2 años, además de que sea suspendido el número telefónico que sea utilizado irresponsablemente.

En caso de reincidencia se impondrá de dos a cuatro años de prisión o una multa de 500 mil pesos.

Si la conducta del infractor provoca un accidente o daños se aplicara de 3 a 5 años de prisión y multa de 750 mil pesos.