Revisión mensual previene eclampsia en el embarazo

El neurocirujano Sergio García Barrios indicó que algunos síntomas son fuertes dolores de cabeza, vómito, hemorragia, disminución del estado de alerta y pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo.
Existe una fuerte problemática referente a los embarazos no deseados, sobre todo en jovencitas menores de edad.
La eclampsia puede presentarse a partir del quinto mes de embarazo y se trata de un aumento en la presión sanguínea de la madre. (Milenio Digital)

Ciudad de México

En los últimos cinco años especialistas del Hospital Materno Perinatal "Mónica Pretelini Saenz" evitaron la muerte de 25 mujeres que presentaron eclampsia en sus últimas semanas de embarazo. Esta, una de las principales causas de muerte materna, consiste en el agravamiento de la hipertensión arterial y provoca la formación de coágulos en el cerebro que ponen en riesgo la vida de la paciente.

Para detectar esta problemática el doctor Sergio García Barrios, neurocirujano de dicha institución, recomendó que las pacientes en estado de gravidez deben acudir regularmente a consulta para tener un adecuado control.

Si llegan a presentar dolores de cabeza intensos, vómito, hemorragia, disminución del estado de alerta y de la fuerza en la mitad del cuerpo es probable que su presión sanguínea esté elevada y necesite la intervención de un especialista.

Por tal motivo, el especialista llamó a las mexiquenses a realizarse chequeos en su centro de salud más cercano, al menos una vez al mes, y evitar este padecimiento que se presenta en uno de cada 2 mil embarazos y alcanza una probabilidad de muerte superior a 95 por ciento, si no se atiende con oportunidad.

García Barrios explicó que para evitar este problema, que puede presentarse en el quinto mes del embarazo, especialistas del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) realizan una intervención quirúrgica que ayuda a liberar la presión intracraneal del cerebro de las pacientes.

Señaló que durante el procedimiento quirúrgico un equipo multidisciplinario retira fracciones muy grandes de hueso para evitar que el cerebro se comprima y de este modo se evita que la presión se vaya al tallo de la vida, con lo que se mejora la circulación y se logra que el órgano pueda recibir más sangre.

"La eclampsia es una enfermedad que puede sufrir una mujer después del quinto mes de embarazo. No hay una causa específica, pero se sabe que en esta etapa se eleva la presión sanguínea en el cuerpo lo que favorece la formación de coágulos que se van al cerebro y pueden provocar hemorragias masivas", destacó García Barrios.

Al ser un centro de alta especialidad, el Hospital Materno Perinatal "Mónica Pretelini Saenz" es el único que realiza estos procedimientos en el Estado de México, mismos que llegan a tener un costo de hasta un millón de pesos, inversión que absorbe el Seguro Popular y que ya ha salvado la vida de 25 pacientes.