Inicia Convención Nacional de la Red de la Gente en QRoo

El gobernador Roberto Borge destacó que es un compromiso del gobierno federal otorgar crédito mediante un intermediario financiero.
El gobernador inauguró la reunión
El gobernador inauguró la reunión (Cortesía)

Cancún

El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, acompañado por Charbel Jorge Estefan Chidiac, director general del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, inauguró la Décima Convención Nacional de la Red de la Gente, que reúne a más de 500 participantes de 249 sociedades, quienes analizarán los mecanismos para distribuir productos y servicios financieros y el uso de economías en red para hacer llegar apoyos de programas gubernamentales a las diversas zonas del país.

Acompañado por Paul Carrillo de Cáceres, presidente municipal de Benito Juárez, el jefe del Ejecutivo destacó el trabajo de la Red de la Gente como intermediario financiero, que abre la posibilidad del financiamiento a personas que no tienen acceso al crédito bancario, impulsando así el crecimiento económico del país.

“Ese es un compromiso del gobierno de la República: otorgar crédito mediante un intermediario financiero a quienes no tienen la posibilidad de acceder al financiamiento de la banca privada”, señaló.

En ese sentido, agradeció la disposición del presidente Enrique Peña Nieto de abrir, mediante el Bansefi, la oportunidad de refinanciar ciertos créditos de los  sectores educativo y gubernamental, lo que permitirá obtener mejores tasas y transitar con mayor holgura y capacidad en la liquidez de diferentes rubros financieros.

A su vez, Charbel Jorge Estefan Chidiac, director general del Bansefi, informó que, actualmente, la institución está constituida por 249 sociedades y tiene 2 mil 406 sucursales en 987 municipios del país.

Por su parte, Paul Carrillo de Cáceres, presidente municipal de Benito Juárez, reconoció la importancia de La Red de la Gente, que se solidariza con el combate a la pobreza en México, al brindar oportunidades de financiamiento y créditos al sector marginado y vulnerable del país, para emprender un propio negocio y garantizar así el sustento económico de las familias.