ONU premia a México por reconstrucción de La Pintada

La Organización de las Naciones Unidas reconoció con el Global Partner Award las labores del gobierno en la reconstrucción de la comunidad guerrense afectada por el huracán Manuel en 2013.

Ginebra

México recibió el reconocimiento "Global Partner Award", que otorga la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por su trabajo en la reconstrucción de La Pintada en Guerrero, comunidad que fue afectada por el huracán Manuel en 2013.

En una ceremonia celebrada en la sede de la ONU en Ginebra, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, recibió de la secretaria general adjunta del organismo, Sally Fegan Wyles, el galardón.

Fegan felicitó al gobierno de México por la rapidez y el compromiso con el que se realizaron los trabajos de reconstrucción en esa comunidad ubicada al sur de Guerrero.

Asimismo, celebró "el liderazgo del siglo XXI" que mostró el gobierno mexicano, con la coordinación de la Sedatu, "para sacar adelante las vidas de esa comunidad", proyecto en el que participó la iniciativa privada y la comunidad de la localidad afectada.

"En la ONU siempre nos interesan ejemplos como éste y por eso ofrecemos este reconocimiento", subrayó Fegan, quien también es directora ejecutiva del Instituto de las Naciones Unidas para Formación Profesional e Investigaciones (UNITAR), que otorga el reconocimiento.

En 2013, la noche del 15 y madrugada del 16 de septiembre las fuertes lluvias causadas por el huracán Manuel provocaron el reblandecimiento de tierra y el posterior deslave de un cerro que dejó 71 personas muertas y decenas de casas sepultadas en La Pintada.

Tras estos hechos, por iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto, y bajo supervisión del titular de la Sedatu, se llevaron a cabo trabajos de reconstrucción de La Nueva Pintada, los que incluyeron la construcción de un total de 187 viviendas para igual número de familias, un nuevo centro escolar y de salud, un parque público, una alberca y una iglesia.

Además, en el predio donde ocurrió el deslave se levantó un memorial con jardines, donde se plantaron 71 naranjos en honor al número de víctimas del fenómeno meteorológico.

Al recibir el premio, Ramírez Marín recordó que el presidente Peña Nieto se solidarizó con el sufrimiento de esta comunidad.

Destacó el trabajo del equipo que llevó a cabo la reconstrucción liderado por Germán Oteiza, presidente del grupo Oro, y Humberto Sanabria, del mismo grupo, responsable de la construcción de las viviendas y de las obras de ingeniería.

Se estima que para la reconstrucción de La Nueva Pintada se invirtieron alrededor de 250 millones de pesos, "recursos 100 por ciento de origen federal", aclaró Ramírez Marín.

El titular de la Sedatu recordó que el año pasado cinco mil personas se quedaron sin hogar debido a los huracanes que afectaron Guerrero, por lo que se entregarán cinco mil casas en diciembre próximo, en seis de las localidades más afectadas.

"No nos vamos a salir de Guerrero hasta que entreguemos la última de las cinco mil casas", afirmó Ramírez Marín.