Cosechas de Puebla se podrían perder por falta de lluvias

Desde hace seis años no se vivía un retraso en las lluvias como el que enfrentan a consecuencia de la ‘Canícula’. 

Puebla

Productores del municipio de Chiautla de Tapia, en la mixteca poblana, se encuentran en una batalla contra el tiempo, pues si en los próximos seis días no caen las esperadas lluvias, retrasadas ya casi por un mes, perderán el cien por ciento de la cosecha de maíz y sorgo que es la base de la alimentación de sus habitantes, las reservas para la alimentación de los animales se agota y los precios encarecen.

Aunque la sequia en un problema que los productores viven cada año, desde hace seis no se vivía un retraso en las lluvias como el que enfrentan a consecuencia del fenómeno climático conocido como la Canícula.

Los rayos del sol caen a inclemente sobre la tierra, cada día que pasa la humedad se va perdiendo, las milpas no han rebasado los 40 centímetros, a estas fechas ya deberían medir entre un metro y metro y medio.

Los productores señalan que las milpas están estresadas, ya se están enrollando: “ya parecen cebollas” dicen con un poco de humor con la esperanza de que pronto caigan las lluvias.

Malaquías Ramírez sembró en seis hectáreas de terreno milpa y sorgo, una parte la utiliza para consumo de él y su familia y la otra parte para ensilar que es la base del alimento para sus vacas lecheras, base de su economía familiar.

Las reservas se han agotado, para las épocas más crudas de la sequía que se vive por casi siete meses utilizan una técnica denominada ensilar que consiste en la conservación de forraje que se fermenta al vacio y se da de comer a los animales.

Genera un olor muy fuerte y alto grado de acidez que le agrada a las vacas y les permite tener una buena producción de leche.

Las reservas se han agotado, tuvo que comprar follaje y suplemento alimenticio para sus vacas, pero a pesar de esa inversión la producción de leche de sus vacas bajó de 10 litros a seis.

Don Malaquías señaló que tiene seis días para que caiga una buena lluvia que pueda salvar su cosecha y la economía de su familia, hace unos días llovió, pero no fue más de 10 minutos: “llovió, pero nomas para barrer el patio”.

Luis Alberto Corona Rivera, Coordinador de la agencia de Desarrollo Rural de la región de Chiautla de Tapia, explicó que desde hace seis años no se habían registrado una sequia tan intensa.

Señaló que de continuar se perderán las cosechas y la muerte de cabezas de ganado que es la principal actividad productiva en la región.

Explicó que en la zona se siembra en dos fechas, el 20 de junio se siembra el sorgo, un mes después el maíz, para estas fechas los campesinos ya deberían en la etapa de echarle fertilizante a la tierra, pero no lo han podido hacer para evitar que se pierda la poca humedad que queda.

Corona Rivera explicó que las perdidas serían del 100 por ciento, si no llueve en uno días, pues las milpas no alcanzaron a crecer lo mínimo, por lo que algunos productores ya están haciendo censos para acceder al programa de contingencias climáticas.

Explicó que una de las necesidades de la región es contar con agua, pues la mayor parte del año se vive sequía en la región, por lo que se están activando proyectos en la región para su mejor aprovechamiento, captación y reutilización.

En los próximos días se inaugurará en la región una presa construida en la comunidad de La Palma que se espera que también en las próximas lluvias para que inicie funciones, tiene una capacidad de 259 mil metros cuadrados litros de agua.

Explicó que como parte de los proyectos incluye la reforestación en la zona, mecanismos de distribución de agua por aspersión y por goteo así como la reutilización.

Y es que en la región además de que tardan los ciclos de lluvia, cuando cae llegan a tener 800 mililitros de agua por lo que es importante aprender a captarla para garantizar el líquido a las familias de la región.