• Regístrate
Estás leyendo: Por nacer en Coahuila, discriminan a estudiante
Comparte esta noticia

Por nacer en Coahuila, discriminan a estudiante

Denís Angélica, luego de ser el mejor promedio de su generación en el nivel preparatoria del Conalep en Gómez Palacio, fue ignorada cuando debía recibir los reconocimientos por su promedio de 9.8.
Publicidad
Publicidad

Denís Angélica Ovalle Cardiel, joven de 18 años, quien está por egresar del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), señaló como un acto discriminatorio el no recibir un premio otorgado por la Subsecretaría de Educación Región Laguna a estudiantes de excelencia en nivel preparatoria.

Esto con el argumento de que ella nació en Coahuila y la institución se ubica en Durango. 

Angie, como le llaman sus conocidos, obtuvo al promedio más alto y casi perfecto de toda su escuela con un 9.8 durante los seis semestres de su estudio.

Lo cual le mereció, además de un reconocimiento por parte de la escuela, el otorgado por la SEP a los estudiantes de preparatoria más destacados. 

Aunque dice ya no importarle el premio, afirma que se sintió discriminada al no permitir que se reconozca su esfuerzo sólo por no haber nacido en el estado de Durango. 

Incluso su credencial para votar tiene el registro de la ciudad gomezpalatina. 

“Para mí era un reconocimiento meramente político, pero lo cierto es que lo veo como un acto discriminatorio por el argumento manejado que no nací en el estado, sin importar que yo haya vivido la mayor parte de mi vida en Gómez Palacio y que mi identificación así lo indica”. 

Sin embargo, para ella "no es el fin del mundo" no recibir lo que se merecía por su esfuerzo y resultados académicos cercanos o literalmente en la excelencia, al contrario, en su rostro refleja seguridad de que vienen cosas mejores. 

“La escuela me apoyó en lo que pudo pero ya no les correspondía aceptar o rechazar el reconocimiento que otorga la SEP, además pues el premio se lo dieron a una amiga que obtuvo una décima menos que yo, lo cual me dejó tranquila pues también lo merecía”. 

Por ello, Angie ya observa hacia arriba y visualiza su futuro esforzándose de igual manera para seguir con el mismo nivel, ahora buscando cursar la especialidad de Ingeniería Ambiental, carrera que considera como cada vez más necesaria en las grandes empresas.

 A pesar de que desde la secundaria ya mostraba su talento para sus estudios, no ha recibido una sola beca de aprovechamiento académico, lo cual confía que cambiará cuando ingrese a la universidad. 

Además, entre sus tantas pasiones además del estudio está el deporte con su gusto por el gimnasio, el crossfit y el box, esta última disciplina además de practicarla ha tenido la oportunidad de entrenar a nuevas generaciones que se interesan por el boxeo, algo que dice disfrutar y que planea seguir haciendo. 

“Me encanta practicar pesas y el box, del cual ya he apoyado a mi entrenador dando box a un grupo de jóvenes y el siguiente mes ya me pondrán a entrenar a otro grupo”. 

Denís Angélica Ovalle asegura que no dejará en ningún momento sus sueños de seguirse preparando para aportar algo a la sociedad tanto en lo profesional, como en lo deportivo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.