• Regístrate
Estás leyendo: Por error administrativo, inicia huelga de hambre
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 10:24 Hoy

Por error administrativo, inicia huelga de hambre

José Manuel Salazar Rodríguez, se plantó en el ayuntamiento manifestando que después de trabajar durante 36 años y ante la necesidad de jubilarse por incapacidad médica percibirá alrededor de 900 pesos.
Publicidad
Publicidad

Con más de tres décadas de trabajo para el ayuntamiento de Torreón, José Manuel Salazar Rodríguez, se plantó durante la mañana del lunes y hasta entrada la tarde afuera de la alcaldía para protestar pacíficamente, pues asegura ganar menos del mínimo y ahora que se presenta su jubilación por incapacidad médica, percibirá alrededor de 900 pesos a la quincena.

Acompañado por su hija, su yerno y dos nietos, así como por algunos bibliotecarios y amigos, José Manuel dijo que trabajando para el gobierno municipal, desde el 2011 y de forma arbitraria el personal del departamento de Recursos Humanos le rebajaron el sueldo.

“Por un supuesto error de informática me lo rebajaron a menos de la mitad de lo que yo estaba percibiendo en el 2011, que eran como 3 mil pesos y fracción por quincena y ahorita estoy percibiendo mil 900 pesos. Muchas veces, desde la administración pasada intenté platicar con las autoridades pero la verdad es que nunca me solucionaron, al contrario, tomaban más represalias, constantemente me cambiaban de departamento”.

De esta forma se explica, que durante más de 36 años haya trabajado en el departamento de Plazas y Jardines, en la Dirección de Seguridad Pública Municipal y como trabajador de mantenimiento.

En el último cambio, dijo, “lo aventaron a la biblioteca del ejido La Unión”, su actual centro de trabajo.

“Mi única petición es que se regularice mi sueldo conforme a mi categoría que es de bibliotecario nada más. Los funcionarios me dicen que por qué hasta ahora vengo a reclamar lo de mi problema, pero la verdad es que me detectaron un problema en mi nervio auditivo y ya perdí mi oído derecho, no escucho absolutamente nada. Con mi oído izquierdo escucho como el 60 por ciento”, refirió.

Debido a que tomó la alternativa de protestar pacíficamente a partir de las 9:00 horas, la regidora Ángela Campos, de asuntos políticos, lo invitó a dialogar, motivo por el cual se encontró con los ediles durante la tarde del mismo lunes.

“Me dictaminaron una incapacidad total y permanente, entonces me van a mandar a pensiones pero con el 50 por ciento de mil 900 pesos, ya se imaginarán cuánto me va a tocar, la verdad yo lo creo injusto de que por un error que ellos cometieron ahora yo tenga que pagar las consecuencias”.

Con carpeta en mano José Manuel Salazar confirma que entró a trabajar al ayuntamiento de Torreón en 1982 en el departamento de Parques y Jardines, luego lo movieron a diversos departamentos, incluyendo la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

“Me quieren mandar con el sueldo raquítico que tengo, menos del mínimo, porque me comentaba la licenciada Palomares que me iba a salir como en 68 pesos diarios lo que me van a mandar a pensiones y la verdad se me hace injusto que al haberme pasado toda mi vida laborando para el municipio, ahora que estoy enfermo, voy a estar padeciendo una vejez con una pensión de 700 pesos, lo veo hasta inhumano".

“Yo he estado peleando constantemente por mi sueldo, de hecho hasta tuve problemas con las administraciones pasadas por esta situación. Ahorita lo estoy peleando más porque me veo en la necesidad, no es que me guste estar haciendo este tipo de manifestaciones pero es la única forma que tenemos los no sindicalizados para manifestarnos”.

Cabe mencionar que los bibliotecarios del municipio no reciben mil 900 pesos a la quincena, situación que vuelve más irregular la situación de Juan Manuel Salazar, quien para poder hablar con representantes de medios de comunicación, debió bajar de la sala de regidores, con la oposición de Eduardo Héctor González Madero, edil que lo atendió por la tarde.

“El regidor me está ofreciendo que va a tratar de solucionar mi problema, de regularizar mi sueldo, no como los demás bibliotecarios, pero sí que se ajuste a mi categoría para que me tocará el mínimo. Ahorita estoy en pláticas con los regidores, esperemos que sí me den solución a mi problema para no volver a manifestarme porque no me voy a retirar hasta que me den una solución definitiva y buena para mí”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.