Cué da de baja a policías paristas

El vocero de la SSP estatal confirmó que dieron de baja a los policías que no fueron al pase de lista. Gabino Cué no descartó un operativo para recuperar el cuartel tomado por los paristas.

Oaxaca

Los policías paristas que no acudieron al pase de lista en el plazo que fijó el gobernador Gabino Cué serían dados de baja de manera definitiva.

A las 14:00 horas del martes venció el plazo para que los policías estatales que están en paro desde hace 17 días, regresaran a sus centros de trabajo.

Hasta la hora que concluyó el ultimátum se presentaron al pase de lista aproximadamente 250 de los 600 uniformados en paro.

El gobierno de Oaxaca fijó un plazo a los elementos en paro para que desistieran de su postura de insubordinación y decidieran regresar a laborar, entregando el cuartel de la Policía Estatal donde se encuentran almacenadas y selladas, unas tres mil armas largas y cortas, así como medio millar de cartuchos, de lo contrario se advirtió que se instruirá un proceso para darle de baja de manera definitiva de la corporación.

El gobierno precisó que ya cedió la tolerancia necesaria para escuchar los reclamos de los inconformes, además de ofrecer solución a sus demandas más sentidas, entre ellas el aumento del 10 por ciento al salario, además de dotarlos de equipo, patrullas y mejores condiciones de trabajo.

El gobernador de Oaxaca Gabino Cué, afirmó que servidor público que no trabaje, no se le pagará su salario, afirmó que la ley y el Estado de derecho no se negocia ni se torcerá en la solución del conflicto con los elementos de la policía estatal amotinados.

Se cito a los paristas acudir a la toma del pase de lista, que por vez primera se desarrollaría en la explanada del estadio de futbol "Benito Juárez", ubicado en el municipio de Santa Lucía del Camino.

Al sitio arribaron en sus patrullas, a pie, en taxi y en automóviles particulares uno a uno de los elementos en paro.

El vocero de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, Guillermo Ramírez, confirmó que quienes no acudieron al pase de lista serían dados de baja de manera definitiva, aunque no dio el número de exacto de policías dados de baja.

Refirió que se presentaron al llamado un total de 270 elementos, mismos que firmaron una carta de lealtad y de reinserción donde se comprometen a no volver a realizar ningún acto al margen de la ley en el ejercicio de sus funciones, mucho menos a cometer ningún acto de insubordinación.

Sin embargo, la mitad de los policías en paro mantiene tomado el cuartel de policía en Santa María Coyotepec, quienes se declararon en huelga de hambre.

Un par de elementos se amarraron a postes de luz con pancartas en las que exigieron el pago de su sueldo y dice "no a la represión".

No caeremos en chantajes de policías paristas: Cué

El gobernador Gabino Cué aseguró que su gobierno no caerá en chantajes ni presiones de los policías que tienen tomado el cuartel, y no descartó que realicen un operativo para recuperarlo.

"No descartaría operativo para tomar el cuartel, pero estamos negociando. No caeremos en presiones ni chantajes del grupo de policías jóvenes que está frente a este paro", dijo el gobernador en entrevista.

Aclaró que la negociación no es en términos de salario.

Informó que la mayoría de los 600 policías paristas no pasaron los exámenes de control de confianza y son presionados por algún grupo radical.

"La mayoría de los policías que están en paro no pasaron el control de confianza y temen perder su trabajo. No tengo la menor duda de que muchos policías que siguen en paro están presionados por algún grupo radical.

Policías deben apegarse a la ley: Derechos Humanos estatal

El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert, anunció su renuncia como mediador del conflicto entre policías y los gobiernos estatal y federal, al considerar que los uniformados en paro deben regresar a trabajar con apego a la ley.

Agregó que en los próximos días dará a conocer una recomendación y un informe especial sobre lo sucedido desde hace 17 días, cuando policías estatales tomaron el cuartel estatal.