Pide alcalde de Chilpancingo vigilancia federal en Ocotito

También demandaron la intervención de policías estatales a fin de evitar un enfrentamiento, porque pobladores y policía comunitaria están armados y se disputan la comisaría lo que provoca tensión.

Chilpancingo

El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena consideró pertinente que las corporaciones del estado y la federación estén pendientes de lo que sucede en la comunidad del Ocotito, por la polarización que hay entre pobladores y policías comunitarios que se disputan la comisaría.

Durante las últimas semanas, habitantes de la comunidad de referencia y la estructura del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado de Guerrero (FUSDEG) se disputan el control de la comisaría, lo que genera tensión por la existencia de gente armada en ambas partes.

En los dos lados, se advierte que el riesgo de que haya un enfrentamiento es latente, razón por la que durante toda la jornada del martes hubo una negociación que se prolongó durante varias horas, en ella intervino la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum).

El alcalde Leyva Mena sostuvo que el asunto se maneja con mucha responsabilidad, cuidando el aspecto político pero también el apego a la legalidad.

Reconoció que se trata de un asunto que ya está muy contaminado, entre otras cosas por el manejo de situaciones de carácter legal y convocatorias que se hacen de manera internas, en las que primero toman acuerdos y después cuidan encuadrarlas en la legalidad.

Eso deriva en la necesidad de que el cabildo intervenga para revisar que los problemas internos tengan una salida política y social adecuada, pero que al mismo tiempo cuenten con margen legal.

Ante la existencia de personas armadas en ambos lados, el alcalde Leyva Mena consideró pertinente que las corporaciones policiacas del estado y la federación hagan acto de presencia, para evitar que se genere un enfrentamiento con consecuencias que sean lamentables.


MMR