• Regístrate
Estás leyendo: Policías de Tepatitlán acusados de abuso sexual, sin pruebas en su contra
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 03:09 Hoy

Policías de Tepatitlán acusados de abuso sexual, sin pruebas en su contra

Sólo hay una prueba pericial que no demuestra violación; la víctima no se ha presentado a encarar a sus agresores.


Publicidad
Publicidad

Gustavo González

Pese a que dos policías municipales de Tepatitlán que fueron acusados de abuso sexual y robo, ya recibieron el auto de formal prisión, no se han aportado más pruebas en su contra, a excepción de una prueba pericial practicada a la presunta víctima, misma que no demuestra el ataque sexual como alegan los denunciantes.

Los policías municipales Isael Madrigal Ayala y Julián Alberto Ávila Hernández, acusados de violación equiparada y abuso de autoridad, recibieron el auto de formal prisión el pasado 27 de mayo y desde entonces se encuentran recluidos en el Centro Integral de Justicia Regional (Ceinjure) Altos Sur, donde el proceso sigue abierto y a la espera de la sentencia definitiva.

Sin embargo, fuentes allegadas al caso refirieron que la única prueba presentada por la parte ofendida es un examen médico practicado por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses a la presunta víctima, mismo que solamente reveló indicios de relaciones sexuales en la fémina desde ocho días anteriores al supuesto ataque, aunque sin huellas de violencia.

En su declaración ministerial, los oficiales acusados relataron que el día de los hechos, encontraron a una pareja detrás de una motocicleta y al bajarse descubrieron que estaban sosteniendo relaciones sexuales, por lo que uno de los policías regresó a la patrulla a fin de tomar una hoja de incidencias para anotar lo sucedido, mientras que el otro revisaba al sujeto y dialogaba con él.

Fue entonces cuando la fémina habría alcanzado al policía que se había dirigido a la patrulla, tratándolo de convencer de que los dejaran libres, pues al enterarse sus padres le impondrían un fuerte castigo, a lo que el oficial -según su misma declaración-, accedió y dándole una palmada en el hombro a la joven mujer, le habría dicho que los dejarían irse con la condición de que no volvieran a incurrir en faltas a la moral en la vía pública.

Los oficiales se habrían retirado del lugar rumbo a otro servicio, aunque los jóvenes habrían decidido contar a la comandancia lo ocurrido, donde alguien les habría recomendado acusar a los patrulleros de abuso sexual ante la Fiscalía Regional.

La misma fuente señala que lo único que no pudieron explicar los policías acusados fue tener en su poder un celular desconocido, el cual presuntamente pertenecía a la pareja de la víctima y que se lo habrían quitado al no tener dinero en efectivo y así “olvidarse” de la falta cometida.

Además de la debilidad del examen pericial como prueba acusadora contra los ahora detenidos, la víctima, quien voluntariamente habría acordado de presentarse al juzgado a sostener un careo contra los oficiales, nunca se presentó a su cita, lo que beneficiaría a la parte acusada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.