Policías de Acapulco instalan plantón

El representante de los paristas dijo el comisionado de la PF, Enrique Galindo, les pidió que dieran una muestra de voluntad sin embargo, se incumplieron los acuerdos. 
Los policías dijeron que no se cumplieron sus peticiones.
Los policías dijeron que no se cumplieron sus peticiones. (Javier Trujillo)

Acapulco

Tras los acuerdos de “buena fe”, con el Comisionado General Nacional de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, y que fueron incumplidos, nuevamente los Policías Municipales de Acapulco instalaron su campamento y continuarán en paro de labores.

“Regresamos al campamento, vamos a continuar en el plantón, pero si el Comisionado Nacional, no se acerca para ver el caso de los 260 (policías) aprobados, no habrá ningún dialogo

“Hay gente (policías municipales que la hacen de escoltas) que ni siquiera fueron a la Ciudad de México (a los exámenes de evaluación) y aparecen en la lista como aprobados y son escoltas de funcionarios municipales y del propio alcalde Luis Walton Aburto”, recriminó.

El representante de los paristas dijo el comisionado nacional Enrique Galindo, pidió que dieran una muestra de voluntad y como muestra de confianza y voluntad, levantaron el campamento sin firmar nada para que se viera la intensión de dialogar, pero después de eso incumplieron, reiteró.

“Pero ellos (la Policía Federal) querían enviar a trabajar a los 260 compañeros a las calles sin darnos nada a cambio”, reprochó el abogado de los policías paristas, Jesús Antonio Lemus Beltrán.

Este día la totalidad de los policías que mantienen un paro de labores desde hace más de cinco meses, nuevamente instalaron el campamento, en las afueras de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública.

Acusa que le pidieron al comisionado nacional de la PF, Galindo Ceballos, que se les restituyeran los salarios a 60 trabajadores de la SSPyPC, que han interpuesto amparos ante la justicia federal y que algunos tienen suspensión provisional y otros, definitiva pero siguen en el proceso legal.

Lemus Beltrán refirió que otro de los puntos acordados “de buena fe”, con el comisionado nacional, era la instalación de mesas de trabajo donde se iba a tratar los casos de los 260 agentes que aprobaron los exámenes de control y confianza y que serían sometidos a una capacitación la próxima semana y que incluso el funcionario del gobierno federal daría el banderazo.

“La única preocupación de la Policía Federal y la Gendarmería era sacar a trabajar a la gente (a los policías evaluados), pero no quisieron hacer nada por los salarios de los 60 compañeros. Ayer trajeron personal del ayuntamiento para realizar los acuerdos, pero no tienen poder de decisión”, reprocho.

Manoseo de las listas, dicen que no es así que no puede ser posible, pero queremos que nos escuche el comisionado nacional, los representantes no tienen facultades para resolver.

Finalmente dijo que plantearán ante la Asamblea General de los Policías Municipales en paro la posibilidad de elaborar una carta para cada uno de los integrantes del congreso de la unión, diputados y senadores.

Y al mismo tiempo pedir la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la violación sistemática del gobierno municipal y estatal en contra de los elementos de la Secretaria de seguridad Pública.