Despliegan Policía Rural para frenar la violencia en la sierra

Esta semana un grupo armado interceptó un transporte público de donde bajaron a dos jóvenes y se los llevaron con rumbo a la sierra. También hubo un hecho similar en la cabecera municipal de Iguala.

Chilpancingo

Elementos de la Policía Estatal Rural (PER) se desplegaron en el corredor principal de la sierra del Filo Mayor para evitar una nueva escalada de violencia, tras el secuestro de un par de choferes de la ruta que comunica con Iguala y Chilpancingo.

En el inicio de la semana, un grupo de hombres armados interceptó una camioneta tipo Urvan del servicio de transporte público, bajaron a dos jóvenes y se los llevaron rumbo a la sierra.

Después se registró un hecho similar en la cabecera municipal de Iguala, también en la base de Urvans que comunican con algunos puntos de la Sierra de Guerrero.

El jueves 28 de agosto se supo que los dos jóvenes, entre ellos el chofer habían sido liberados, aunque no se confirmó que existiera el pago de un rescate para que respetaran la integridad de las víctimas.

El mediodía del viernes, comisarios de 18 pueblos y comandantes de la recién creada Policía Rural dieron a conocer que pondrían en marcha un plan de acción encaminado a contener un nuevo brote de violencia en la zona.

Se informó que al menos 180 elementos de la Policía Estatal Rural iniciaron el despliegue de este jueves, teniendo como base de operaciones la comunidad de Los Morros, que fue donde surgió el movimiento que dio vida a la nueva corporación.

De los 180 elementos desplegados en la zona, por lo menos 30 se apostaron en el punto conocido como Casa Verde, en el crucero que forma la carretera México-Acapulco en el tramo Chilpancingo-Iguala y la ruta que sube hacia Campo Morado, Filo de Caballos y Los Morros, que son los primeros pueblos de la sierra.

La noche del jueves, el presidente municipal de Tlacotepec, Mario Alberto Chávez Carbajal dio a conocer que las rutas del servicio público en la demarcación ya estaban trabajando con normalidad, aunque reconoció que hubo problemas en el arranque de la semana.

Precisó que las contingencias derivadas de la irrupción de hombres armados se generaron fuera de Tlacotepec, tanto en Chilpancingo como en Iguala, sin embargo, destacó que su administración ya tomó las medidas necesarias para resguardar adecuadamente a la población.