Prevén suspender acción penal contra líder de Policía Rural

El presidente municipal de Tixtla,Guerrero, Gustavo Alcaraz, reveló que depende de la devolución de armas, el que se decline la acción penal contra Gonzalo Molina, líder de la PC, preso en Oaxaca. 
Gustavo Alcaraz, alcalde de Tixtla.
Gustavo Alcaraz, alcalde de Tixtla. (Rogelio Agustín )

Guerrero

El presidente municipal de Tixtla, Gustavo Alcaraz Abarca, reveló que ya se dialoga sobre la posible declinación de la acción penal en contra de Gonzalo Molina González, el principal líder de la Policía Comunitaria (PC) en Tixtla preso en el penal federal de Oaxaca, todo depende de la devolución de cinco rifles de asalto y dos pistolas.

Alcaraz sostuvo que en los hechos, ya se superó la etapa de diferencias con los grupos de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC)  que operan en la demarcación, solamente falta establecer acuerdos positivos con el barrio del Fortín, que es el único que está dentro de la cabecera municipal.

Comentó que tras dialogar en varias ocasiones, el cabildo y su dirección de Seguridad Pública estableció el acuerdo de coordinarse con los policías comunitarios que operan en El Troncón, Tecolcintla, Zacatzonapan y Acatempa, aunque a través de la subsecretaría de Asuntos Políticos de la Secretaría General de Gobierno estatal ya se perfilan algunos acuerdos.

Comentó que en las reuniones que se han llevado a cabo, el cabildo a su cargo a solicitado a los comunitarios del Fortín devolver cinco rifles  H&K G36, de fabricación alemana que le fueron arrebatados a la Policía Preventiva Municipal durante un enfrentamiento a golpes ocurrido el 26 de agosto de 2013.

El ayuntamiento también reclama la devolución de dos armas cortas, cuyo despojo provocó que la representación legal iniciara una denuncia penal que derivó en la captura de Gonzalo Molina, el principal promotor de la CRAC en Tixtla y quien permanece preso en el penal federal de Oaxaca.

“Nosotros estamos en el proceso de diálogo, planteamos el desistimiento de las demandas, pero también con el compromiso de ellos”, refirió.

Precisó que la sindicatura en su momento acudió ante el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) y presentó la querella correspondiente, hizo una relatoría de los hechos ocurridos el 26 de agosto en la entrada de palacio municipal, pero ya no hizo nada más.

“Nosotros ya no enriquecimos la investigación, solo incorporamos el testimonio de los policías agredidos y describimos como les quitaron las armas; si hay disposición para llegar a un acuerdo, estamos dispuestos a plantear el desistimiento, pero necesitamos que también de su parte haya buena voluntad”.         

El dialogo sobre el tema, de acuerdo al primer edil está a cargo del subsecretario de Asuntos Políticos  Misael Medrano Baza, sin embargo todavía no se tiene un acuerdo concreto que perfile la excarcelación de Gonzalo Molina.

El alcalde comentó que el grupo más fuerte de la CRAC está ubicado en Acatempa, localidad con la que ya se ratificó el compromiso de cuidar su zona de influencia y de no confrontarse con al policía municipal.

Comentó que al margen de la CRAC, en el Durazno se creó un primer grupo de Policía Rural (PR), que es un  nuevo cuerpo de seguridad creado por el Congreso local a iniciativa del gobierno del estado, de entrada tiene 17 elementos listos para iniciar su capacitación.