Denuncia UPOEG tortura contra sus policías detenidos

Bruno Placido no descarta que exista una orden de aprehensión en su contra.
El dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio.
El dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) anunció la defensa legal de ocho policías ciudadanos detenidos por el delito de secuestro, mismos que asegura, fueron sometidos a tortura para que se declararan culpables.

Bruno Placido Valerio, dirigente de la UPOEG sostuvo que hay en la entidad una embestida contra las organizaciones sociales interesadas en el tema de la seguridad pública, por eso no descartó la posibilidad de que haya también una orden de aprehensión ordenada en su contra.

Recordó que el viernes de la semana pasada, elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) detuvieron a Maximino Moreno Acuña, mejor conocido como el comandante Santos de la UPOEG.

Entre los detenidos está Miguel Ángel González Quebrado, Kevin Rodríguez López, Rey González Ramírez, José Luis Dávalos Pasión, Miguel Mora Carrillo, Cristián Rodríguez Ramírez, Severiana Maximino Salvador y Luis Armando Solano Rodríguez, por la probable responsabilidad en el delito de secuestro agravado.

Ellos están relacionados con el supuesto plagio de una mujer originaria de la comunidad de Mazatlán, misma que fue liberada en Las Cruces, en el puerto de Acapulco y dicha acción derivó en la intervención de la Policía Ministerial en contra de la UPOEG.

Bruno Placido sostiene que la mujer detenida por los policías ciudadanos se dedicaba al cobro de piso en Mazatlán, que la PC tiene en su poder los tikets que se otorgaban a los propietarios de negocios cada que cumplían con el pago reclamado por los integrantes de la delincuencia organizada en dicha población.

Indicó que sus compañeros declararon después de ser sometidos a tortura, por lo que entre ellos hay gente con costillas quebradas y refieren que se utilizó en su contra jabón y agua mineral.

Explicó que la UPOEG en esta ocasión no recurrió al cierre de carreteras como en otros momentos porque hay en la organización un cambio de estrategia, ya que ahora se dará prioridad al dialogo con las autoridades.

Comentó que ya la noche del lunes sostuvo una reunión de la que se derivó el acuerdo de dar la pelea por el aspecto legal, haciendo valer principalmente el hecho de que se torturó a todos los detenidos.

Reconoció que hay más averiguaciones previas integradas contra elementos de la PC incorporada a la UPOEG, principalmente se les acusa de privación ilegal de la libertad y secuestro.

No descartó la posibilidad de que haya algunos elementos involucrados en acciones fuera de la ley, pero sostuvo que habrán de aportar todas las pruebas que tienen que la mujer capturada en Mazatlán se dedicaba al cobro de piso y que tienen parentesco directo con integrantes del crimen organizado que controlaban la zona.

Tampoco perdió de vista la posibilidad de que haya una causa penal abierta en su contra, lo que implica el riesgo de que se le detenga como al dirigente del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Parota (CECOP) Marco Antonio Suastegui Muñoz.