Enseñan derechos humanos a policías de Tuxtla Gutiérrez con actos religiosos

Según algunos policías, el comisario Moisés Grajales Monterrosa les ordenó que se presentaran a un templo evangélico “o tendrían represalias”.
El momento en que se da la plática de derechos humanos.
El momento en que se da la plática de derechos humanos. (Hermes Chávez)

Tuxtla Gutiérrez

A través de servicios religiosos, la Secretaría de Seguridad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, capacita en materia de derechos humanos a los uniformados, aseguró esa dependencia luego de la denuncia de mujeres policías de haber sido obligadas a asistir a un acto evangélico bajo amenazas.

Según una denuncia de personal femenino de esa corporación que fue difundida a través de portales y redes sociales en el estado, el comisario Moisés Grajales Monterrosa bajo presión ordenó que se presentaran a un templo evangélico “o tendrían represalias”.

Como testimonio para sustentar la denuncia, las mujeres policías publicaron un video en donde se observa un grupo de oficiales cantando y bailando al ritmo que marca un grupo musical cristiano.

Agregaron que el acto religioso, presuntamente de la congregación a la cual pertenecería el mando policial, se efectuó en horas de trabajo.

Aunque no se logró establecer comunicación con Grajales Monterrosa, la Secretaría de Seguridad de Tuxtla Gutiérrez envió un texto no oficial en el que reconoce que los elementos deben asistir a esos servicios religiosos.

Sin embargo, aseguró que se trata de “pláticas motivacionales, de valores morales y sobre derechos humanos” para “inculcar a los elementos policiacos actitudes positivas para el mejor desempeño de sus actividades como responsables de la seguridad de los tuxtlecos”.

Precisó que otras instancias como asociaciones civiles, religiosas y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos están interesadas en impartir capacitaciones.

Incluso, destacó que este miércoles el obispo auxiliar de Tuxtla Gutiérrez, José Luis Mendoza Corzo, acudió a las instalaciones de la Policía capitalina para dictar una conferencia sobre valores, negando que se apliquen sanciones en contra de los elementos que no acudan, aunque una de las mujeres policías asegura que fue “degradada” de patrullera a elemento “pie a tierra”.