Policía desaloja campamento del centro de Cuernavaca

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte y la Construcción mantenían una huelga de hambre desde hacía nueve días.   

Cuernavaca

Elementos de la Policía Estatal, desalojaron el campamento del Sindicato Nacional de Trabajadores del Transporte y la Construcción (SINATREC), instalado en el acceso principal de Palacio de Gobierno, donde cuatro mujeres mantenían una huelga de hambre desde hace nueve días.

Alrededor de la media noche, los elementos policiacos, acompañados del director general de Gobierno, de la administración estatal, Ricardo Robledo, pidieron a los militantes del sindicato, se retiraran del lugar junto con sus pertenencias, a lo cual recibieron una negativa, por lo que comenzaron a retirarlos por la fuerza.

Aunque no hay información oficial, los servicios de rescate reportan que cinco mujeres fueron atendidas en el lugar, tres de ellas firmaron su alta voluntaria y dos más permanecen hospitalizadas, pero aún no se detallan los motivos. Raúl Campos, del Sinatrec Cuautla, asegura que una de las mujeres está desaparecida, aunque no ofreció más detalles.

Cinco mujeres oriundas de la zona oriente de Morelos, militantes de Sinatrec, iniciaron un ayuno para solicitar que el gobierno del estado tomara en cuenta a trabajadores morelenses en la construcción de varias obras, como la autopista “La Pera-Cuautla” y la “Siglo XXI”, de reciente inicio. Sin embargo, el gobierno estatal contestó que no era el responsable de la asignación de las obras, además de que trabajadores de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y del Nuevo Grupo Sindical (NGS), ya estaban laborando.

El Sinatrec solicitó una entrevista con el gobernador, Graco Ramírez pero no fueron recibidos. A cambio, el sindicato amenazó con movilizaciones, y en la primera, cinco mujeres se pusieron en ayuno para lograr ser recibidos y en protesta por la supuesta cerrazón oficial.

 Tras nueve días de la protesta, cuatro de las cinco mujeres que iniciaron el ayuno –una de ellas renunció a la protesta por motivos de salud- elementos policiacos desalojaron por la fuerza a las huelguistas, y algunos otros integrantes del Sinatrec que se encontraban en ese momento acompañándolas.

La acción, sorpresiva, fue medianamente documentada por la Comisión Independiente de Derechos Humanos (CIDH), quien publicó algunas fotos en sus redes sociales.