Comunicadores marchan en silencio en Chilpancingo

Después de haber encontrado enterrado en una huerta del poblado Plan de Los Amates al periodista Jorge Palacios, sus compañeros exigen justicia.
La movilización tuvo como punto de partida la Plazuela de la Libertad de Expresión, en donde se concentraron más de cien reporteros para reclamar una investigación
La movilización tuvo como punto de partida la Plazuela de la Libertad de Expresión, en donde se concentraron más de cien reporteros para reclamar una investigación (Rogelio Agustín)

Guerrero

En silencio, trabajadores de los medios de comunicación marcharon en silencio para exigir justicia, luego de que su compañero, Jorge Torres Palacios apareciera muerto en las inmediaciones de Plan de los Amates, en la zona conurbada de Acapulco.

Jorge Torres, quien fue secuestrado y asesinado el jueves de la semana pasada, aunque su cuerpo apareció hasta la tarde del lunes 2 de junio.

La movilización tuvo como punto de partida la Plazuela de la Libertad de Expresión, en donde se concentraron más de cien reporteros para reclamar una investigación que permita ubicar y detener a los responsables del crimen.

Aunque la convocatoria inicial se lanzó en la delegación XVII del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), en la protesta se incorporaron integrantes de otras organizaciones, además reporteros y columnistas independientes.

Marcharon hacia el sur de la ciudad; con mantas, pancartas y moños negros en señal de luto.

Siempre avanzaron en silencio, sin lanzar consignas y solo mostrando leyendas como ¡Ni uno más! y ¡justicia para Jorge Torres!

Pasaron frente a las instalaciones del Congreso local sin detenerse, entre otras cosas porque los diputados están en periodo de receso y el edificio que ocupan en estos días luce casi vacío.

Un poco adelante, en la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) hicieron una parada para solicitar que dicha institución del gobierno federal atraiga el caso.

Ahí señalaron que a pesar de que Torres Palacios se desempeñaba como jefe de Comunicación Social en la dirección de Salud Municipal hasta el día de su secuestro, en realidad su trayectoria periodística se remonta por lo menos a 20 años de ejercicio, por lo que su condición no debía ponerse en tela de juicio.

Los responsable de la delegación permitieron el paso a dos representantes de la manifestación; Erick Chabelas Cortés y Margena De la O; el primero secretario general de la delegación XVII del SNRP, la segunda corresponsal de La Jornada Guerrero.

Ellos entregaron un documento en el que se pide que la PGR atraiga el caso, para efecto de que personal especializado se aboque a las investigaciones y detenga cuanto antes a los responsables.

Por cuestiones de formato les dijeron que el documento no podría entrar a tramité, así que abandonaron la dependencia sin un avance importante.

La protesta siguió su recorrido hacia el sur, la segunda parada fue la entrada principal de Palacio de Gobierno, en donde colocaron las pancartas y extendieron las lonas para reclamar justicia.

Ahí la corresponsal del Universal, Vania Piggeunot leyó el pronunciamiento relacionado con el caso, en el que se pide una investigación profunda, que logre la identificación de los responsables, los ubique y detenga para que se les sancione conforme a la ley.

Anunciaron que habrá más actos de protesta en los próximos días, todos con la intención de que pronto haya resultados concretos.