Se oponen hoteleros de Cancún al plan de desarrollo urbano municipal

La Asociación de Hoteleros cuestionó la propuesta del alcalde que busca aumentar 46 mil habitaciones en la zona hotelera, pues hay riesgos de sobresaturar la oferta sin garantizar servicios básicos.
El presidente de los Hoteleros, Roberto Cintrón Díaz del Castillo, dijo que es necesario controlar el número de alojamientos para evitar  desequilibrio entre oferta y demanda.
El presidente de los Hoteleros, Roberto Cintrón Díaz del Castillo, dijo que es necesario controlar el número de alojamientos para evitar desequilibrio entre oferta y demanda. (Especial)

Cancún

El nuevo Plan de Desarrollo Urbano de Cancún, planteado por el Alcalde Paul Carrillo Cáceres, que autoriza 46 mil nuevas habitaciones en la zona hotelera, fue cuestionado severamente por la Asociación de Hoteleros que advirtió riesgos de sobresaturar la oferta sin garantizar servicios básicos de agua potable, drenaje y energía.

El incremento –señalaron— incrementará cien por ciento la capacidad actual de la zona de 25 mil cuartos.

El presidente de los hoteleros Roberto Cintrón Díaz del Castillo, expuso la necesidad de controlar el número de cuartos para no desequilibrar la oferta y demanda, ni rebasar la estructura de servicios en esa zona, área emblemática del turismo en la entidad.

El empresario hotelero —fundador y presidente honorario de la asociación—, Abelardo Vara Rivera, señaló que el municipio tiene en total 35 mil habitaciones, 10 mil en Puerto Morelos y tres mil en el centro de la ciudad.

Autorizar 46 mil habitaciones más, limitará la zona hotelera a 22 mil aposentos, advirtió.

Expuso que el proyecto del Plan de Desarrollo Urbano 2014-2030 del presidente municipal Carrillo Cáceres, no considera la limitación de vialidades en la zona hotelera, que tiene solo una avenida central, el bulevar Kukulcán, a lo largo del cual están hoteles, restaurantes, discotecas y centros de servicios al turismo.

¨Si duplican el número de habitaciones, sin ampliar los servicios el sector hotelero vivirá un caos y el impacto al turismo sería irreversible, añadió.

Vara Rivera consideró que para resolver los problemas viales en la zona se proyectaron puentes sobre las lagunas que el área, pero la enorme proporción de cuartos que se proponen rebasará las nuevas vitalidades.

Además un aumento de la capacidad hotelera implica el crecimiento urbano horizontal y vertical; lo más viable serán los edificios más altos, que deteriorarán más que al sistema lagunar Nichupté, que es oxigenado por la brisa marina.

Roberto Cintrón, manifestó que el nuevo plan tampoco parece considerar complicaciones como cavar zanjas para extender las redes de agua y drenaje, ni inconvenientes por la construcción de más puentes para agilizar el tráfico, ni la necesidad de ampliar el bulevar Colosio, vía de salida al aeropuerto y los carriles de la autopista Cancún-Tulum, eje central del tránsito en ese corredor.

El secretario de Ecología Rolando Melo Novelo, informó que el Plan de Desarrollo Urbano 2014-2030 será sometido a debate por el municipio. El proyecto plantea autorizar en total otros seis mil 700 cuartos y establecer límites de altura máxima de 20 pisos.

Esto hará que la zona hotelera tenga en 2030 46 mil habitaciones más, cifra menor que los 70 mil cuartos que autorizó el Plan de Desarrollo de la administración anterior, del perredista Julián Ricalde Magaña.

El funcionario informó que esta semana sesionó el Comité de Desarrollo Urbano y Vivienda, para examinar el proyecto. En este participan la Cámara de Vivienda, los colegios de Arquitectos e Ingenieros, Fonatur y la secretaría de Desarrollo y Vivienda y la Asociación de Profesionales Inmobiliarios, cuyas opiniones fueron asentadas en el proyecto.

También se integraron la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado y la Comisión Federal de Electricidad, cuyas observaciones sobre la capacidad de servicios, normaron la autorización de seis mil 700 cuartos adicionales. Es el único cambio al Plan anterior, decretado en 2005, agregó Melo Novelo.

Declaró que se autorizará una altura máxima de 18 a 20 pisos. "No estamos peleados con las alturas, queremos cuidar la densidad. Por esto no se considera mayor crecimiento vertical y se suspendieron las obras de una torre de 50 pisos en el kilómetro cero del bulevar Kukulcán¨, explicó.

El Comité de Desarrollo sesionará para conocer la versión final del Plan el lunes próximo. Miércoles y viernes se abrirá consulta pública para que los ciudadanos presenten propias observaciones o comentarios, que serán respondidas por escrito.

El 12 de agosto se someterá el nuevo Plan de Desarrollo Urbano al Cabildo para su votación.