Dos pilotos de EU dan alas a enfermos de esclerosis múltiple

La aventura por el aire inició hace tres meses cuando dejaron su trabajo para viajar en su avioneta por 28 ciudades de 18 países de Latinoamérica.

Toluca

La aventura por el aire inició hace tres meses. Dos pilotos estadunidenses dejaron su trabajo para viajar en su avioneta por 28 ciudades de 18 países de Latinoamérica para promover la investigación, la curación y el diagnóstico temprano de la esclerosis múltiple, una enfermedad discapacitante que afecta a más de 8 mil personas en México.

Fouad Ahmed, piloto y asesor en Wall Street en Nueva York, EU, explicó: "El año pasado estaba con mi compañero Tomás tomando una cerveza y estábamos discutiendo cómo pasar el tiempo. Trabajamos durante 15 años, yo en New York y él en California, y queríamos tomar unos tres o seis meses libres, pero queríamos hacer un impacto en el mundo, algo diferente, no solamente tomar vacaciones, y después de la cerveza quisimos compartir nuestra pasión de volar con gente que es menos afortunada".

"Lo que estamos haciendo es un poco peligroso, un poco estúpido y un poco loco, algo que nadie había hecho antes, y esto nos permite atraer, llamar la atención sobre nosotros, y queremos canalizar esta atención hacia las personas que sufren esclerosis múltiple, los médicos que tratan de encontrar una cura y también las sociedades que apoyan contra esta enfermedad", dijo Tomas Vykruta, piloto e ingeniero en Google.

"Bueno, es mi avioneta, utilizamos mi propio avión y Fouad y yo dejamos nuestro propio trabajo por tres meses para dedicar nuestro tiempo ciento por ciento a esta causa. Invertimos mucho de nuestros propios fondos en este proyecto", agregó Vykruta.

Formaron la organización Fly for MS e iniciaron el vuelo en Nueva York, pasaron por Santo Domingo, Puerto Rico, Colombia, Panamá, Brasil, Paraguay, Argentina, Bolivia, Perú hasta llegar a México y esperan culminar en Cuba, con lo que habrán elevado a los cielos a 350 personas.

La penúltima parada la hicieron en México, en el Aeropuerto Internacional de Toluca, donde dieron alas a 39 pacientes, con lo que llegaron a un acumulado de más de 30 mil kilómetros de vuelo.

Juan Antonio Colín fue uno de los 39 pasajeros que tuvieron alas.

Se le diagnosticó esclerosis múltiple en su forma más agresiva hace 18 años. Empezó con un dolor en el brazo, luego ya no se pudo parar. Perdió su trabajo como mecánico y ajustador de siniestros, y fue abandonado por su esposa e hijas.

"Me hicieron un trasplante de médula ósea, de células madre y me sirvió porque ya puedo hablar, ya camino. ¿Qué no puedo hacer? Comer. Ya esta mano la puedo detener, pero la otra no".

"Estoy mucho mejor que como comencé. Me quedé sin fuerzas, no podía hablar, no me movía".

Los pilotos se la ingeniaron para subir a Juan Antonio a la aeronave. Una vez en el cielo exclamó: "Estoy sorprendido, nunca había estado en las alturas".

La esclerosis múltiple es una enfermedad que daña el sistema nervioso central y la médula ósea, causa debilidad, pérdida de equilibrio, afecta la sensibilidad, el razonamiento, el lenguaje y altera el movimiento.

Se desconocen las causas del desarrollo de la enfermedad, pueden ser ambientales y genéticas, una combinación de fumar con estar expuesto a los rayos del sol, tener bajos niveles de vitamina D e infecciones virales.

Lo cierto es que se manifiesta de forma silenciosa y de diferentes maneras, por ello los enfermos tardan hasta 5 años en recibir un diagnóstico certero y, para entonces, el deterioro es considerable.

Suany Isela Maldonado tiene 40 años. Es madre soltera, empresaria y comenzó hace más de 20 años con síntomas. "No me detectaban qué era. Tenía recaídas, síntomas; empecé con la visión, dejé de ver con mi ojo izquierdo, se me fue la visión en un 100 por ciento durante un mes y me mandaron con el oftalmólogo. Fui con el oftamólogo y no sabía que era.

"A los seis meses se me entumió la pierna derecha, fui con el internista, porque esto es circulación. Luego fue la rodilla, no podía flexionarla, vete con el traumatólogo, hasta que por fin con el neurólogo. No es una enfermedad que se te va quitar, es crónica y degenerativa, va a seguir avanzando, pero depende mucho que el diagnóstico te lo den a tiempo. Por lo regular se te hacen agujeros negros en el cerebro y sigue así progresivamente".

En México más de 60 por ciento de los enfermos carecen de atención debido a que solo hay alrededor de 100 neurólogos certificados. Y los que logran ser diagnosticados, pero carecen de seguridad social lo pierden todo, puesto que gastan más de 60 mil pesos mensuales en tratamiento.

El neurólogo Lorenzo Hernández dice que "es una enfermedad que afecta mayormente a las mujeres, en una tasa de dos a cuatro mujeres por cada hombre. Se estima que hay 8 mil pacientes, aunque puede haber más. Es una enfermedad que impactó en la sociedad, porque afecta a pacientes en edad productiva".

La Academia Mexicana de Neurología, en el Consejo Mexicano para la Investigación y Difusión de la Esclerosis Múltiple señala que tiene alrededor de 100 médicos.

Los jóvenes pilotos ya habían realizado algo similar en Europa y la próxima parada es Asia, para seguir acumulando kilómetros de anécdotas.

Santiago Peza, un piloto que se sumará al proyecto, comenta un dato clave: "Tomy y Fouad conocieron a un piloto en su país, pertenecía a la Armada y se dedicaba a desactivar bombas en Afganistán, pero perdió su trabajo por la esclerosis múltiple, ya que no podía seguir desarmando; después de esto se decidió a ser piloto".