Impulsan uso de piel de cocodrilo mexicano en diseños de marcas exclusivas

El proyecto promueve que las comunidades realicen la extracción de una cantidad permitida de huevos del medio silvestre, para criarlos en incubadoras; lo que permitiría una supervivencia de ...
Se busca que el proyecto genere más empleos.
Se busca que el proyecto genere más empleos. (Notimex)

Ciudad de México

Dentro de dos años, las grandes marcas de lujo como Chanel, Burberry, Armani y Louis Vuitton, pueden comenzar a confeccionar sus exclusivas diseños de bolsas y zapatos con pieles  de cocodrilos mexicanos.

“Podemos probar que tenemos poblaciones amplias, en buen estado, como para manejarlas adecuadamente, no a base de cacería silvestre, sino a base de un manejo adecuado de las especies (…)  Es darle legitimidad real y honorabilidad a un comercio bien manejado, honestamente llevado, y por otro lado, reducir a los tramposos”, señaló José Sarukhán, coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

Luego de cinco años de monitorear una población estable de cocodrilos de pantano (Crocodylus acutus) con más de 80 mil individuos habitando los manglares del Golfo de México, la Conabio firmó un convenio marco de colaboración con la organización suiza Responsible Ecosystems Sourcing Plataform, con el objetivo de incrementar la participación de México en el comercio internacional de pieles de cocodrilo; ya que de un mercado global de 1.5 millones de pieles al año, nuestro país apenas contribuye con mil 500 pieles anualmente.

 “La plataforma RESP incluye empresas como Chanel, Burberry, Giorgio Armani y el grupo Louis Vuitton, incluyendo Dior; existe un interés bastante importante de éstas a escala intencional; sin embargo, se tiene poco conocimiento de esta piel, no se ha comercializado a escala internacional importante, por lo que esperamos que en los próximos dos años, podamos a partir de este proyecto empezar a sensibilizar a las empresas para el uso de la piel”, señaló Eduardo Escobedo, director ejecutivo de la plataforma RESP.

De acuerdo con Escobedo, la piel de cocodrilo de pantano puede empezar a comercializarse con un valor de 130 dólares por pieza, mientras que el producto final transformado en bolsas, alcanzaría un precio de 5 a 15 mil dólares.

Hesiquio Benítez Díaz, director de Cooperación Internacional de la Conabio, explicó que el “Proyecto piloto sobre sustentabilidad, sistemas de producción y trazabilidad de pieles de cocodrilo de pantano en México”, promueve que las comunidades realicen la extracción de una cantidad permitida de huevos del medio silvestre, para criarlos en incubadoras; lo que permitiría pasar de una mortandad natural de los huevos de 90 por ciento, a una supervivencia hasta del 95 por ciento.

Ello, dijo, permitiría duplicar la producción de pieles en un año; el proyecto piloto se aplicará en comunidades de Campeche, Veracruz y Quintana Roo, donde existen granjas de cocodrilos, que comprarían los huevos colectados por los miembros de las comunidades aledañas, con un valor aproximado de entre 1 y 10 dólares por huevo.

“De ninguna manera estamos a favor de que ahorita se dé cacería como se da en África, en Estados Unidos o en Sudamérica, sino que nos estamos yendo por una alternativa distinta que se conoce como rancheo”, que consiste en que una vez documentado el numero de nidos, fijar una cuota para la extracción de las nidadas, que en el medio natural, pierden cerca del 90 por ciento.

“Ya  sea por la mosca, plagas, enfermedades u otros depredadores, pasar de 90 por ciento de perdida a tomar las nidadas y llevarlas a incubadoras en las comunidades y tener un éxito de hasta 95 por ciento. Eso nos cambia muchísimo el escenario para no afectar a las poblaciones silvestres, incluso poder repoblar a una tasa más alta de lo que naturalmente se podría y seguir teniendo un margen en donde estos huevos que son llevado a incubadoras dentro de las comunidades producen crías con una más alta probabilidad de supervivencia”, indicó.