Ecologistas piden no realizar teatro en playa Santa Ana

La organización Earth Defender –Defensores de la Tierra dijo que el proyecto para construir un teatro pone en riesgo al cangrejo azul. 
La organización, con sede en EU, dijo que daña el entorno del cangrejo azul.
La organización, con sede en EU, dijo que daña el entorno del cangrejo azul. (Cortesía)

Boca del Río

La organización Earth Defender –Defensores de la Tierra- con sede en Washington D. C. aseguró que el proyecto de construcción del teatro en las playas de Santa Ana es ambiental y socialmente inviable, y se debe cancelar porque pone en riesgo la especie del cangrejo azul.

En video conferencia en conjunto con el diputado Tonatiuh Pola Estrada, Priscila Rodríguez Bribiesca dijo que esas obras no son amigables con la naturaleza porque van contra el interés general y la ley establece que en esa zona no se pueden realizar construcciones más allá de las palapas.

"Primero, buscar la revocación del permiso por la Semarnat y mantener la clausura hecha por la Profepa, si esto no funciona, si vemos que hay dilación innecesaria en el proceso, estaríamos pidiendo medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para parar el proyecto por el interés general de todos", dijo la ambientalista.

Dijo que de acuerdo a la información que tiene, el plan de obra presenta una serie de irregularidades que inician con la opacidad de la información acerca de los interesados, que han presentado tres veces el proyecto, sin que los ciudadanos se enteren.

Aseguró que también existe la posibilidad de que una Corte de Estados Unidos intervenga por la afectación a una especie en peligro de extinción como es el cangrejo azul, "esas playas son hábitat de esa especie".

Por su parte, el diputado Tonatiuh Pola Estrada aseguró que la irregularidad de esta obra radica en que la Secretaría del Medio Ambiente en efecto, autorizó la obra, "pero en los hechos se modificó el proyecto y se incurrió en claras violaciones contra la naturaleza"

Señaló que es clara la intención de la autoridad local de terminar con una de las playas mas grandes y hermosas de Boca del Río, por intereses económicos, "quiero aclarar que no estoy en contra de los espacios culturales, deportivos o de desarrollo económico, pero si a favor de la protección al medio ambiente".

Sostuvo que, "la autoridad municipal desde el momento en que se clausuró la obra ha tratado de satanizarme por la denuncia, quiero decir que no se trata de un tema político, es un tema ambiental y que todos estamos obligados a defender, empezando por la autoridad municipal".

Por último, el legislador Pola Estrada dijo, "quiero dejarle bien claro al Alcalde de Boca del Río que mi lucha es por la naturaleza y seguiré insistiendo para que se cancele de manera definitiva esta obra".