• Regístrate
Estás leyendo: La PF regala escuela para la comunidad otomí en Edomex
Comparte esta noticia

La PF regala escuela para la comunidad otomí en Edomex

Trabajo conjunto entre sector social, privado y Policía Federal; el plantel cuenta con biblioteca con mil ejemplares, cinco computadoras, cancha de futbol y una plaza cívica.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Tras 11 meses de construcción, la Policía Federal inauguró ayer la primera escuela indígena para la comunidad otomí (hñähñu) del municipio de Chapa de Mota, Estado de México.

Durante la ceremonia, el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, mencionó que el objetivo de estas actividades es “impulsar la educación en la niñez”, además de celebrar la primera escuela gestionada y construida en la historia por parte de elementos federales.

De inicio, el plantel atiende a 11 niños, pero calculan que el beneficio sea para 70 familias de esta comunidad y que recibirá a los estudiantes con cinco computadoras de escritorio, una biblioteca de mil libros de diferentes materias y 20 butacas. Recursos donados por los diferentes sectores sociales y privados e incluso por el mismo personal de la Policía Federal.

La escuela tiene una construcción total de 96 metros cuadrados, cuenta con una plaza cívica de 120 metros cuadrados, sanitarios de mujeres y hombres, así como una cancha de futbol para niños de 160 metros cuadrados en pasto natural.

La construcción del plantel se llevó 11 meses de trabajo y se realizó gracias al trabajo gubernamental y social; “se edificó la Escuela Primaria Comunitaria, cuyo valor fundamental es el pleno compromiso por la educación de la niñez indígena”, destacaron los oficiales.

A través de sus áreas de Proximidad Social y la División de Gendarmería, la Policía Federal ha implementado el Programa Especial de Pueblos Indígenas con el propósito de impulsar la inclusión social y derechos de los pueblos indígenas en México, así como fortalecer los vínculos de confianza ciudadana mediante acciones de proximidad, encaminadas a la reconstrucción del tejido social y encauzar la participación activa de la ciudadanía en el desarrollo social, indicó Castilla.

San Francisco de las Tablas es una localidad hñähñu del municipio de Chapa de Mota, donde las precarias condiciones de estudio para la niñez impedían el pleno desarrollo de habilidades cognitivas para un aprendizaje eficaz.

Por ello, personal de la Policía Federal formó un grupo de ingenieros adscritos a la Dirección General de Proximidad Social de Gendarmería y tomaron la iniciativa de realizar un proyecto para la construcción de una escuela primaria en conjunto con los padres de familia de la localidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.