Todo el peso de la ley al responsable de la fuga en Barrientos: Eruviel

El gobernador del Estado de México dijo que instruyó al secretario general de Gobierno, José Manzur, y al procurador, Alejandro Jaime Sánchez a sancionar a los responsables. 
El gobernador dijo que se dará con los responsables de la fuga.
El gobernador dijo que se dará con los responsables de la fuga. (Twitter)

Acolman

El gobernador del Estado de México, Eruviel Avila Villegas, aseguró que se castigará con todo el peso de la ley a los responsable del motín y fuga de tres reos del Centro Preventivo y de Readaptación Social de Barrientos, ubicado en el municipio de Tlalnepantla.

En tanto, autoridades estatales establecieron un operativo de búsqueda y localización de los reos fugados y ofrecieron una recompensa de 300 mil pesos a quien proporcione daros que permita la recaptura de estos sujetos.

Por su parte, el director y jefe de custodios del penal rindieron sus declaraciones ministeriales para deslindar responsabilidades.

Durante la entrega de la Unidad Académica Profesional de la Universidad Autónoma del Estado de México en el municipio de Acolman, así como becas al extranjero del programa Proyecta 100 mil y 10 mil, el ejecutivo estatal se refirió al motín y evasión de tres presos del penal de Barrientos, ocurrido la tarde-noche del lunes pasado.

En este sentido, dijo: "he instruido al secretario general de Gobierno (José Sergio Manzur Quiroga) y al Procurador (Alejandro Jaime Gómez Sánchez) que se proceda con todo el peso de la ley, que se proceda con la ley en la mano, para sancionar a quiénes hayan provocado estas acciones delictivas que no vamos a permitir".

Manifestó que la estrategia de cero impunidad va en serio, va con todo, "así es que estoy muy pendiente, estaré personalmente evaluado las acciones que mis compañeros de trabajo lleven a cabo y, eso sí, que paguen caro, que paguen lo que deben aquellos que hayan provocado estas acciones que no lo vamos a permitir", apuntó.

Por su parte, el secretario general de Gobierno explicó que a las ocho de la noche del lunes se registró una riña entre varios internos al interior del penal del Barrientos, donde se realizó la quema de colchones y algunos enseres.

Ante ello, dijo, se incursionó al penal con personal de la Comisión Estatal de Seguridad y policías municipales, alrededor de mil elementos en total, quienes controlaron el disturbio a las 22:40 horas, esto es dos horas 40 minutos después.

Indicó que a las cuatro de la mañana del martes se concluyó el pase de lista por parte de las autoridades del penal, quienes se percataron de la ausencia de tres internos, por lo que de inmediato se puso en marcha un operativo conducente a su recaptura.

Detalló que en dicho dispositivo participan elementos de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana, de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, del Ejército Mexicano, de la Marina, de la Policía Federal y de las policías de los municipios cercanos.

Precisó que las personas fugadas son: Ángel Roberto Chavero Hernández, quien está sentenciado por el delito de cohecho y homicidio a partir del 26 de enero de 2010; José Antonio Arvizo caballero; quien estaba recluido por robo al interior de una casa habitación a partir del 10 de julio de 2013 y Bernabé Ángel Ramírez, recluido por violación a partir del 20 de octubre de 2010.

Indicó que la información de los reos fugados ya fueron difundidas ante las autoridades de los tres ordenes de gobierno, solicitando su apoyo para su búsqueda y localización.

Informó que el director del penal de Barrientos, José Luis Vega Carmona y el jefe de Vigilancia, José de Jesús Mejía Bernal, ya acudieron ante las autoridades ministeriales para rendir sus declaraciones y deslindar responsabilidades.

También comentó que durante la noche del lunes y la madrugada del martes se informó a los familiares de los internos que se congregaron en la cercanía del penal sobre los hechos registrados, indicándoles que en el transcurso de la mañana se les permitiría una visita extraordinaria para constatar que sus internos se encuentran bien.

Manifestó que las actividades se han normalizado al interior del penal e informó que hay una recompensa de 300 mil pesos a quien proporcione datos útiles que permitan la localización y captura de los delincuentes fugados.