Profepa decomisa 18 kilos de “callo escarlopa”

El pescador quien al momento de ser interceptado en el puerto de San Felipe, para hacer una revisión del producto no pudo acreditar su procedencia legal. 
El pescador podría alcanzar hasta 9 años de prisión.
El pescador podría alcanzar hasta 9 años de prisión. (Bernardo Cisneros)

Tijuana

Un pescador furtivo a quien elementos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, de la Secretaria de Marina Armada y de la Comisión Nacional de Pesca, le decomisaron 18 kilogramos de "callo escarlopa", especie listada en la NOM-059-Semarnat-2010, fue consignado al Juez de Distrito en Mexicali, como presunto responsable del delito en contra de la Biodiversidad tipificado en el artículo 420, fracción IV, del Código Penal Federal.

El pescador quien al momento de ser interceptado en un punto de revisión ubicado en la salida del puerto de San Felipe, Baja California, le fueron solicitados los documentos relacionados con la legal procedencia del producto marino y al no comprobarla de inmediato junto con la unidad motriz que conducía fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público Federal, quien se encargó de integrar la averiguación previa correspondiente, por lo que al encontrar elementos suficientes de prueba en contra del detenido lo consigno al juzgado de distrito en turno para que responda por el delito que se le imputa.

La Profepa dio a conocer a través de un comunicado oficial que independientemente a la sanción pecuniaria y administrativa a que pudiera hacerse acreedor el pescador, en virtud de que por el delito del que se le acusa puede alcanzar una pena corporal de 1 a 9 años de cárcel y de 300 a 3,000 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal, también tendrá que responder por las sanciones que en materia de vida silvestre le imponga la Profepa, conforme a la Ley General de Vida Silvestre (LGVS).

Explica la citada dependencia federal que la acción conjunta donde se capturo al pescador furtivo quien en el interior de la camioneta transportaba 18 kilos de "callo escarlopa", conocido científicamente como Spondylus calcyfer, tuvo lugar durante un operativo conjunto que se implementó como parte del Programa Integral para la Atención del Alto Golfo de California.

De acuerdo con el artículo 420, fracción IV del Código Penal Federal, se impondrá una pena de uno a nueve años de prisión y por equivalente de trescientos a tres mil días de multa, a quien ilícitamente "realice cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de flora o una fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte".

Cabe precisar que la Spondylus calcifer es una especie enlistada como "Sujeta a Protección Especial" en la Norma Oficial Mexicana-NOM-059-Semarnat-2010.