• Regístrate
Estás leyendo: Persiste el riesgo de deslaves en dos cerros de Lerdo
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 18:36 Hoy

Persiste el riesgo de deslaves en dos cerros de Lerdo

Tanto la Curva del Japonés como la Cuesta de la Fortuna, están severamente afectados, por lo que personal de Protección Civil se mantiene alerta ante un posible nuevo desprendimiento.

Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

Alberto Robledo Cervantes

La lluvia que cayó la noche del jueves y la madrugada del viernes, provocó el desgajamiento de dos cerros en Ciudad Lerdo, en la Cuesta de la Fortuna y en la "Curva del Japonés", lo cual fue atendido por personal de Protección Civil, de Sedena y una brigada de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Hasta el día de ayer, el riesgo de que volviera a suceder, permaneció activo.

"Son áreas que incluso están contempladas en el 'atlas de riesgo' o zonas de riesgo. Ahí tenemos problemas cada que nos llegan las lluvias, hay deslave y se nos desprenden las rocas", señaló Vicente García, titular de Protección Civil y Bomberos en Lerdo.

Algunas de las piedras que cayeron pesaban alrededor de tonelada y media, las cuales fueron retiradas con maquinaria pesada por personal de la SCT. Pese a la gravedad del asunto, no se registraron accidentes.

Hasta el día de ayer el riesgo de otro deslave permanecía latente. A simple vista ambos cerros, sobre todo el de la "Curva del Japonés", dejaban ver cuarteaduras y piedras a punto de caer. A la orilla aún quedaban algunas partes de cerro regadas en el pavimento.[OBJECT]

Vicente García detalló, que cuando el problema ocurrió, platicó con personal de la SCT a fin de buscar medidas cautelares a la problemática.

"Me mencionaba que por lo pronto no lo tienen considerado, pero es necesario darle tratamiento, porque con las próximas lluvias que se nos presenten tanto en la 'Curva del Japonés' como en la Cuesta de la Fortuna, podría causar algún accidente", ahondó García.

Asimismo, subrayó que este último deslave no se presentaron accidentes ya que sucedió de día, pero puede no ser así, si ocurre de noche.

Con la oscuridad, los vehículos que por ahí transiten o verán las piedras hasta que las tengan en frente y si su reacción no es oportuna, pueden chocar.

"Seguimos en riesgo y si ven los cerros, las rocas están por desprenderse. Es latente, si tenemos lluvias el día de hoy o mañana, tenemos la posibilidad de que se desprenden otros peñascos de ahí", agregó.

Los elementos de PC al momento siguiente al tanto de cualquier llamada que puedan recibir en caso de que pase algo, de ser así, acudirían en el acto a acordonar el área y redireccionar el paso de los vehículos.

En cuanto a carreteras, son solamente estos dos puntos los que se tienen considerados como zona de riesgo.

JFR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.