Tendrá Tlanepantla más de 2 mil perros callejeros como guardianes

Los caninos fueron adoptados por la población y viven en las calles a fin de prevenir actos delictivos, dijo el responsable del Centro de Atención Animal.

Tlalnepantla

Unos 2 mil 500 perros callejeros adoptados por vecinos de igual número de calles de colonias populares se convirtieron en guardianes oficiales como un recurso más para prevenir acciones delictivas.

De acuerdo con un censo oficial del Centro de Atención Animal
dependiente del gobierno local, que se realizó de acuerdo al número de personas que solicitaron servicios para sus mascotas en lo que va del año, 25 mil perros viven en un hogar y un 10 por ciento de estos, son semidomiciliarios, es decir fueron adoptados por los vecinos y viven en las calles, convirtiéndose en los guardianes de estas, afirmó Irwin.

Román Díaz Arias, responsable del Centro de Atención Animal e
integrante de la organización protectora de animales Rueda por la Paz Animal.

Cifras oficiales del Instituto de Salud el Estado de México (ISEM), indican que en este municipio viven unos 110 mil animales de compañía entre perros y gatos, es decir casi 6 habitantes por cada animal de compañía.

En el Estado de México se aplican en promedio 3.2 millones de vacunas caninas cada año, y es el estado en el que mayor número de vacunas se aplican y donde mayor número de esterilizaciones se realizan.

Díaz Arias, dijo que junto con autoridades de la jurisdicción
sanitaria se aplicaron 3 mil 800 vacunas antirrábicas en lo que va
del año y se esterilizaron 287 mascotas el sábado anterior, tan sólo de las colonias populares de la zona oriente.

Los 2 mil 500 perros "semidomiciliarios", adoptados por vecinos de diferentes calles de esas colonias, fueron esterilizados, como una medida para reducir la sobrepoblación canina callejera, la cual se redujo en un 30 por ciento, calculo Díaz Arias, pues no existe una cifra oficial sobre la población canina callejera, pero se nota una reducción importante de esta en las calles.

"Queriendo o no, los perros se convirtieron en un mecanismo más de seguridad para los vecinos, quienes los alimentan y "son responsables de aplicarles en cada campaña sus vacunas". En cada campaña de vacunación y esterilización, el personal del centro aplica una encuesta a quienes solicitan el servicio que mostró que la práctica de "adopción colectiva se extiende en las comunidades principalmente de escasos recursos".