Exige Congreso de Guerrero justicia por asesinato del periodista

La diputada del PVEM, Karen Castrejón Trujillo planteó la exigencia de que en el estado se recupere la seguridad ciudadana que "tanto demanda el pueblo de Guerrero".

Chilpancingo

Integrantes de la comisión permanente del Congreso local condenaron el asesinato del periodista Jorge Torres Palacios, exigieron justicia por lo ocurrido y guardaron un minuto de silencio.

En voz de la diputada del PVEM, Karen Castrejón Trujillo, los integrantes de la comisión permanente del Congreso del estado se unieron a la exigencia del gremio periodístico para exigir justicia.

Hizo un llamado para que desde el gobierno estatal y federal se refuercen los trabajos en materia de procuración de justicia y apuntó: "Nos unimos a la exigencia de justicia que demanda el gremio periodístico, al tiempo de que es necesario fortalecer las autoridades de procuración de justicia estatales como federales", señaló.

La diputada exigió en tribuna: "La muerte del periodista Jorge Torres Palacios es una afrenta para la sociedad y es un hecho que no debe repetirse, que debe movernos a todos en una dirección".

Planteó la exigencia de que en el estado se recupere la seguridad ciudadana que apuntó: “Tanto demanda el pueblo de Guerrero".

Dijo que la percepción de un Guerrero alegre, indómito, luchón y de personas trabajadoras esta cambiando a un "Guerrero con las manos atadas, sumiso, sometido y callado".

"Cientos de familias guerrerenses velan a sus muertos, miles de lamentos se escuchan en el horizonte, ya son demasiadas las lágrimas de madres que pierden a sus hijos, de esposas que pierden a sus parejas y que terminan preguntándose ¿quién sigue?", exclamó.

Los representantes populares guardaron un minuto de silencio en memoria del comunicador.

En el minuto de silencio la diputada Ana Lilia Jiménez Rumbo se salió de la sesión, lo que evidenció su falta de interés ante la acción simbólica que se realizaba.

Jorge Torres Palacios fue sustraído de su casa el pasado 28 de mayo por al menos doce personas armadas, apareció muerto en una comunidad del municipio de Acapulco el 2 de junio.

Fue periodista por lo menos durante 20 años y hasta el día de su muerte trabajaba como responsable de comunicación social en la Dirección de Salud Municipal de Acapulco.