Muere buzo durante pesca de pepino de mar en Yucatán

José Manuel Promotor se dedicaba al buceo de pulmón, es decir, sin equipo. Sin embargo, hoy usó uso tanque de oxigeno y salió sin descompresión, lo que ocasionó la muerte.
La temporada de pesca de camarón debía iniciarse esta mañana, pero fue pospuesta hasta que las condiciones meteorológicas mejoren en las costas de Sinaloa, ante la presencia de la tormenta tropical "Lorena".
El pepino de mar se encuentra en peligro. (Especial)

Mérida

Al amparo de autoridades federales y para alimentar el mercado asiático, donde la especie tiene costos superiores a los de la cocaína, la pesquería del pepino de mar cobró otra vida en Yucatán.

La cifra de muertos por la pesquería furtiva de esta especie de equinodermo llegó a siete en los recientes 30 meses, en los que la Sagarpa no logró poner fin a la depredación de la especie.

A esta cifra se suman la detención de más de 80 personas puestas a disposición de la PGR. Ninguna de ellas es de origen chino o de otra nacionalidad asiática, consumidores finales de la cadena productiva ilegal. Este mes, la Sagarpa autorizó la pesquería de manera legal sólo durante tres semanas y en la zona delimitada desde San Crisanto hacia el oriente de la costa yucateca.

En Río Lagartos, puerto del oriente de Yucatán, la policía municipal reportó el deceso de un buzo que laboraba en Las Coloradas.

Al acudir el Ministerio Público, se encontró el cadáver de José Manuel Promotor Hernández, quien contaba con 30 años de edad y era vecino de Campeche.

El cuerpo fue identificado ante las autoridades por su cuñado Moisés Cetz Pech.

Los agentes ministeriales señalaron que el ahora occiso era pescador de pepino de mar y buceaba “a pulmón”, por lo que no estaba acostumbrado a usar el equipo de buceo, tal como ocurre con los demás pescadores de la especie y al salir se descompresionó, falleciendo en el barco antes de llegar a puerto.