• Regístrate
Estás leyendo: Pepenadores de Lerdo entre la incertidumbre e indefensión
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 08:27 Hoy

Pepenadores de Lerdo entre la incertidumbre e indefensión

Reportaje

Ante la decisión de concesionar el Relleno Sanitario, los recolectores de basura perderían su única fuente de ingresó, además se les ha inculpado de los incendios que se registraron en marzo.
Publicidad
Publicidad

Con la aprobación de los integrantes del Cabildo a la solicitud que presentó la alcaldesa María Luisa González Achem, sobre concesionar el relleno sanitario, empiezan a generarse la incertidumbre de entre quienes ven en la pepena su única fuente de ingresos por la posibilidad de verse obligados a dejar la actividad.

Los integrantes de los tres grupos de pepenadores que acuden al tiradero municipal, también se sienten indefensos, debido a que son señalados como posibles responsables por los incendios que se han generado.

Ricardo Nava Herrera secretario general del Sindicato de Pepenadores, el cual tiene apenas 15 años, destacó que entre el grupo que representa y el otro sindicato son más de 60 personas que de manera alterna se dedican a pepenar, pero además existe otro grupo que se ha conformado con quienes también comparten esta actividad.

Mientras hablaba sobre la situación que actualmente enfrentan, el resto de los pepenadores que se encontraban en ese momento con el sol a plomo, no dejaban de hurgar entre los montones de basura de todo tipo que iban llevando los camiones de recolección de basura del municipio. 

Bajo el sol no dejaban de hurgar entre los montones de basura. (Saúl González)

Las bondades de la pepena es que permite a las personas que no tienen otra alternativa de trabajo como el grupo de la tercera edad, a obtener un recurso al menos para vivir al día y llevar comida a sus familias.

Luego del incendio en el relleno sanitario reportado el 28 de marzo y el cual es considerado uno de los más devastadores al extenderse en 6 hectáreas, además por las complicaciones para sofocar las llamas y el daño al medio ambiente, los pepenadores fueron los más afectados ya que durante dos meses les impidieron el ingreso.

Una vez que les autorizaron la entrada, su percepción bajó, pues el material PET, que es lo principal que clasifican, les deja actualmente entre 100 a 150 pesos diarios, esto debido a que los camiones de basura del municipio son los únicos quienes tienen permitido dejar los desechos, mientras que a los particulares se les está prohibiendo el paso.

Comentó que cuando empresas privadas tenían permitido tirar su basura, había días en que obtenían entre 200 a 250 pesos diarios.

“Ahorita no las dejan entrar porque según esto no hay terreno y aún no se acaba de apagar hay mucha lumbre, le mueven a la basura y huele a humo”, enfatizó.

Los pepenadores no están de acuerdo con que se concesione el Relleno Sanitario. (Saúl González)

Los pepenadores llegan al relleno sanitario alrededor de las 7:00 de la mañana y terminan entre las 16:00 a las 18:00 horas, una larga jornada de trabajo que se vuelve más complicada en estos días ante las altas temperaturas que se están presentando en la Región Lagunera.

Al hablar de la posible concesión del relleno sanitario, Ricardo Nava, de manera enfática mencionó que no está de acuerdo, pues teme a que muchas personas vayan a perder esta fuente de ingresos.

Antes de que se presentara la petición por parte de la alcaldesa ante el Cabildo, Ricardo dio a conocer que acudieron personas de una empresa a ver el relleno sanitario y le hicieron varias preguntas.

“Yo estuve hablando con uno de los que vinieron a ver y estaban midiendo el terreno, y me preguntaron que cuánto ganábamos”, enfatizó.

Aunque no está de acuerdo con la posibilidad de la concesión del relleno sanitario, tristemente externo que el gobierno municipal tiene la última palabra.

También se sienten indefensos, debido a que son señalados como posibles responsables por los incendios. (Saúl González)

Se deslindan de incendio

En cuanto al incendio que se presentó, los pepenadores han sido señalados posibles responsables de este siniestro, por el cual se considera que el relleno sea manejado por otra empresa que instale una planta recicladora para manejar el material PET, que conlleva también a contar con mayor vigilancia y seguridad, sin embargo se deslindan de esta responsabilidad.

Aseguran que son ellos los menos beneficiados con un incendio, por lo cual son cuidadosos, y evitan cualquier conato que pudiera ocasionar este tipo de siniestros.

María Cristina Flores, mejor conocida como “Chayito”, fue una testigo del origen del incendio en el relleno sanitario, en su versión señala que el fuego empezó en una área en donde se encontraba una máquina compactadora, que al momento de moverse empezó a surgir el humo.

“Se quita la máquina da la vuelta, se estaciona y está viendo el humo como viendo a ver que pasa, no tenía caso de que se incendiaria tanta área”, enfatizó.

Hubo la oportunidad de apagarlo a tiempo para que no se propagara y ocasionara los daños que hoy se conocen.

De igual forma mencionó que los mismos pepenadores tratan de apagarlo, pero no tenían mucha agua, por lo cual tuvieron que salir y al día siguiente su sorpresa fue que de acuerdo al reporte fueron seis hectáreas de basura que se incendiaron.

“Hay alguna persona o algunas personas interesadas en que el relleno se quemara pero nosotros en ningún momento”, finalizó.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.