“Es la peor embestida en 80 años”

En lo que va de 2014, campesinos registran pérdidas de más de 3 mil 520 mdp y cientos de empleos debido a la excesiva importación de la fruta; demandan a los gobiernos federal y estatal programas ...
Aseguran que están en riesgo 180 mil toneladas de cosecha.
Aseguran que están en riesgo 180 mil toneladas de cosecha. (Héctor Téllez)

Chihuahua

La producción de manzana en México atraviesa una de las peores crisis de su historia, ya que 98 por ciento de la fruta llega de Estados Unidos y solo hay cabida de 2 por ciento para que los campesinos del país puedan comercializar su producto.

Desde hace seis meses, manzaneros advirtieron a los gobiernos federal y estatal del grave problema, porque EU envía una cosecha más barata, pero no necesariamente de calidad.

Sin embargo, aseguran que no les hicieron caso y hoy enfrentan la quiebra con pérdidas mayores a 3 mil 520 millones de pesos en lo que va del año.

Las cifras oficiales indican que la falta de comercialización a tiempo y las excesivas importaciones ponen en riesgo 180 mil toneladas de cosecha que no han podido venderse, más otras 80 mil que ya se perdieron.

El productor chihuahuense Juan Carlos Mendoza, cuyas huertas han sido trabajadas por cuatro generaciones, aseguró que en más de 80 años nunca había atravesado una embestida como la de 2014, originada por la exportación.

Con un costo de producción de casi cinco pesos por kilo, los fruticultores se han visto en la necesidad de abaratarlo hasta en 80 centavos para venderlo a jugueras, porque la manzana quedó almacenada.

“Al gobierno se le advirtió desde septiembre que había una producción muy fuerte en los frigoríficos y que no se estaba desplazando la manzana, y no se desplazó; el hecho está en que ahora la gente la está vendiendo a poquito mas de un peso el kilo; llegó a valer hasta 60 centavos”, explicó.

Propietarios de frigoríficos en el municipio de Cuauhtémoc aseguran que desde enero llega a diario un tráiler para recoger 37 toneladas de manzana guardada por más de cuatro meses en refrigeradores convencionales, que van directamente a las jugueras.

La falta de infraestructura de conservación, los defraudadores y los coyotes, quienes aprovechan la angustia de los productores para pagar con cheques sin fondos, son parte de la problemática.

También denuncian la pérdida de cientos de empleos, por ejemplo, Emilio Rentería, fruticultor de Cusihuiriachi tuvo que despedir a 250 personas debido a la falta de comercialización.

La desesperación ha sido a tal grado que se han instalado puntos de venta del producto “barato” en algunas plazas comerciales, así como en establecimientos mercantiles que ofrecen manzana gratis en la compra de productos y servicios.

A pesar de que el viernes pasado el gobierno estatal inició la campaña “Consume la manzana chihuahuense”, los productores aseguraron que es solo una medida “apagafuegos”.

Obed Domínguez, productor del municipio de Guerrero, manifestó que debe ser una campaña de promoción muy bien estructurada que no sea momentánea y que además se debe crear una cultura de consumo hacia el producto nacional.

Ricardo Márquez, presidente de la Unión de Fruticultores de Chihuahua, aseguró que la problemática consiste en que dependen de los canales de comercialización tradicionales y no pueden competir contra los recursos que aprobó EU a sus productores dentro del “Farm Bill” por el orden de 400 millones de dólares, solo para el acceso a los mercados fuera de su negocio doméstico.

El problema se agudiza porque existe la incertidumbre de colocar en el mercado otras 11 millones de cajas que están guardadas en atmosfera controlada, la cual permite ampliar el margen de las ventas, porque pueden ser refrigeradas hasta por 12 meses.

Para lograr ese ideal los productores afirman que es necesario primero regular las fronteras y detener la importación de manzana gringa, así como programas de apoyo por parte del gobierno que otorgue infraestructura, cámaras de refrigeración de atmosfera controlada y tecnificación de huertas.